Rubalcaba ha dicho a los 'populares' que los socialistas fueron "súper prudentes" durante la "turbia época de Gürtel", por lo que ha pedido "la misma prudencia" en el caso de los ERE



El PSOE ha avanzado las principales líneas del reglamento para las primarias abiertas para la elección del candidato a presidente del Gobierno, que será aprobado en el próximo Comité Federal.

El texto definitivo aún no está cerrado
La Secretaría de Organización trabaja desde la finalización de la Conferencia Política en la redacción de este reglamento que recoge todo lo decidido tanto en dicha Conferencia como en el último Congreso Federal.

Según ha explicado el PSOE en un comunicado, en estos días se están celebrando reuniones y conversaciones con distintos responsables territoriales para completar un texto que no será el definitivo hasta el propio Comité Federal, porque dichas reuniones continuarán la semana que viene.

Un mínimo de avales
Entre las principales líneas del reglamento, el PSOE establece que para ser candidato será necesario recabar un mínimo del 5% y un máximo del 10% de avales del censo formado por los militantes del PSOE y del PSC.

Menos avales que los requeridos en el reglamento actual
Según aclaran los socialistas, esta medida facilitará claramente la presentación de candidaturas, reduciendo a la mitad los avales requeridos en el reglamento actual y estableciendo un tope para evitar la acumulación de avales que dificulte la presentación de otras candidaturas.

Requisitos para los votantes
Una vez proclamadas las candidaturas, en el caso de que haya más de una con los requisitos válidos, el PSOE abrirá un periodo mínimo de un mes para que los ciudadanos se inscriban para participar en la votación. Los votantes deberán firmar un compromiso con los principios del PSOE y pagar una cantidad simbólica.

La autoridad electoral
La cantidad recaudada en este proceso será destinada por la organización a la financiación del propio proceso. Podrán inscribirse los ciudadanos mayores de 16 años.

Una Comisión de Garantía Electoral, integrada por 11 miembros (5 elegidos por la CEF y 6 por el Comité federal) será la “autoridad electoral” del proceso. Los miembros de esta Comisión tendrán una serie de incompatibilidades para garantizar su imparcialidad en el proceso.

La votación tendrá lugar en los locales establecidos al efecto y publicitados por la organización (generalmente las sedes de las agrupaciones del PSOE) y tendrá lugar de forma simultánea en toda España.