El Gobierno de la Generalitat valenciana, los alcaldes de la zona del PP..., todos habían encontrado un chivo expiatorio sobre el que descargar las responsabilidades por los seísmos que se están produciendo en la costa levantina frente a Castellón y Tarragona, y de paso intentar sacar un rédito electoral. El culpable, coincidían, era el Gobierno Zapatero. Y anunciaban incluso denuncias en los juzgados contra exministros.

Jorge Fernández desacredita los 'mivimientos' de su partido en Valencia. Foto EFE Jorge Fernández desacredita los 'mivimientos' de su partido en Valencia. Foto EFE



Pero el propio ministro del Interior actual, Jorge Fernández Díaz, ha dejado con las vergüenzas al aire a sus 'compañeros' de partido. En declaraciones que ha realizado en Antena 3, ha asegurado que "el proceso está reglado en todas sus etapas y el proyecto se ha realizado conforma a la Ley". El ministro 'desnudaba' así el movimiento de los alcaldes y del Gobierno de Fabra, más preocupados en buscar culpables, entre los que estarían ellos mismos, que dieron también los permisos correspondientes en su nivel de responsabilidad, que en ofrecer soluciones.

El ministro del Interior sí ha dicho que "visto lo sucedido" se puede pensar que se debió haber incluido un informe sobre riesgos sísmicos en el proyecto del almacén subterráneo de gas de Castor. Al tiempo ha dicho que está de acuerdo con su colega de Industria, Energía y Turismo, que ha decidido suspender la inyección de gas "hasta que no se aclare todo".

Respecto a quién debe costear al final la inversión, ha reconocido que muy fácilmente el asunto acabará en los tribunales: "Quién paga lo deberían decir los tribunales pero de momento no podemos acreditar nada. Supongo que habrá litigiosidad y decidirían los tribunales", ha concluido.