“Yo votaría en conciencia”, aunque fuera en contra del PP, ha dicho el presidente valenciano, Alberto Fabra, sobre la reforma del aborto, que este martes se examina en votación secreta en el Congreso de los Diputados. Con su afirmación, el político popular se aparta de la disciplina de voto preconizada por la dirección del PP.

"No nos votaron por el aborto"
"No sé si va a haber una sorpresa, lo veremos", ha respondido Fabra, en una entrevista este martes en Hoy por hoy de la SER al ser preguntado por la votación secreta en la Cámara Baja, forzada por el Grupo socialista. Según dio a entender el presidente valenciano, la polémica sobre el aborto no está en el orden del día de los españoles, más “preocupados" por la crisis. "No nos votaron por el aborto", ha subrayado.

Otros dirigentes del PP han criticado la reforma de Gallardón
Las declaraciones de Fabra no deben haber sentado nada bien en el Grupo popular que en nombre de la disciplina de voto llegó a multar a la vicepresidenta primera del Congreso, Celia Villalobos, en mayo pasado, por negarse a participar en la votación de una moción socialista que pedía paralizar la reforma de la ley de aborto. Villalobos integra la lista de los críticos con el proyecto retrógrada que impulsa Gallardón, en la que se incluyen dirigentes como el presidente extremeño, José Antonio Monago, el gallego, Alberto Núñez Feijóo,  el dirigente vasco Borja Sémper o la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes.

Fabra justifica el despilfarro en su comunidad
Fabra ha tenido que responder, además, sobre el despilfarro que ha heredado de los gobiernos anteriores del PP. Pero sobre este asunto, el sucesor de Camps no ha sido tan crítico y ha justificado que la situación de las arcas valencianas, que se las ha visto negras hasta para pagar a los proveedores, es más resultado de problemas de financiación del Estado. “No llegaba el dinero por parte de España. Si hubiéramos recibido el mismo dinero que el resto de los españoles, habríamos reducido un 33% la deuda”, ha alegado Fabra.

Una "borrachera"  de todos los españoles
Según ha puntualizado, “en esa época” (en referencia a los anteriores gobiernos del PP en la comunidad), la Generalitat fue víctima de “esa borrachera en la que estábamos los españoles metidos” y la abundancia de ingresos hizo “que se hicieran una serie de inversiones”.

No es justo resumirlo todo en los macroproyectos del PP
A Fabra no le gusta hablar del pasado. “A mí me gusta hablar de futuro”, subrayó ante las incisivas preguntas de la presentadora, Pepa Bueno, sobre el despilfarro en la Comunidad Valenciana. Según dijo, no es "justo" resumir la situación de su región hablando sólo de aeropuertos o de la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Presunción de inocencia para los diputados corruptos
Sobre el elevado número de diputados del PP valenciano imputados ha afirmado que "la legitimidad" la dieron las urnas, que hay que "respetar la presunción de inocencia". Él está “más preocupado”, precisó, por la crisis y el paro.