La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha llegado a las 10.20 horas a los juzgados de la plaza de Castilla de Madrid para declarar como imputada ante el juez por un supuesto delito de desobediencia por darse a la fuga cuando unos agentes de movilidad intentaban multarla por aparcar en el carril bus de la Gran Vía, en pleno centro de Madrid. Aguirre ha llegado en compañía de su abogado y ha declarado a los numerosos medios de comunicación presentes en la zona que estaba "encantada" de que el juez le tome declaración "para explicarle todo lo que ocurrió ese día fatídico".

Contará "toda la verdad"... Dice
La presidenta del PP de Madrid, que ha evitado en varias ocasiones responder a la pregunta de si se siente respaldada por su partido en relación a este incidente de tráfico, ha agregado que pedirá disculpas por haber cometido una infracción y que contará al juez "cómo fue todo" y "toda la verdad". Hasta el momento, su versión de los hechos dista mucho de la de los agentes que la multaron.

Un viejo conocido genovés
El titular del Juzgado de Instrucción número 14 de Madrid, Carlos Valle, dictó el pasado día 12 el auto en el que citaba a declarar a Aguirre como imputada por un delito de desobediencia a agentes de la autoridad. Previamente, este mismo juez (a quien Génova debe el favor, entre otras cosas, de darle la vuelta al caso Bono librando a dos militantes del PP de ser imputados por agresión y acusando a la Policía de detención ilegal), había considerado el asunto como una simple falta. Sin embargo, la Audiencia Provincial de Madrid sí vio un posible delito penal y le ordenó que lo instruyera como un supuesto delito de desobediencia a los agentes municipales que participaron en el incidente.

Máxima expectación
Numerosos medios de comunicación han seguido la llegada de Aguirre al juzgado para informar sobre el caso, que podría complicar las posibles aspiraciones de la presidenta del PP de Madrid para ser la próxima candidata del PP a la alcaldía de Madrid. Para el día 30 de septiembre, a las 10:00 horas, han sido citados en calidad de testigos seis agentes de movilidad y dos policías municipales que intervinieron en el incidente de tráfico protagonizado por la política.