Ignacio González usó las mismas sociedades instrumentales que empleó Luis Bárcenas para ocultar su dinero en Suiza o Francisco Correa. En el caso del presidente madrileño el fin fue tapar la compra de su ático en Marbella.

Duncan y Winsley Inc.
Se trata de las empresas Duncan Inc. y Winsley Inc. , a las que aparece vinculada a la sociedad panameña Waldorf Overseas, que se encargó de comprar y alquilar el ático al presidente de la Comunidad de Madrid a través de una empresa de su propiedad, Coast Investors, según un informe del Sindicato Unificado de la Policía, divulgado este jueves por El Mundo.

Cerezo fue el contacto de González
Según la investigación, fue el empresario Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid, fue quien puso en contacto a Ignacio González con su abogado en Estados Unidos, Rudy Valner y a los letrados Suárez de la Dehesa que gestionan en España las sociedades que giran en torno a Coast Investors,

La Asociación de Afectados de Telemadrid ha denunciado que Cerezo regaló el ático a González a cambio de sus contratos audiovisuales con la Comunidad de Madrid.

El SUP lleva su denuncia al juzgado
El SUP ha comunicado al Juzgado de Instrucción número 5 de Estepona, que investiga el polémico ático de González, que tanto en el complejo entramado societario que compró y vendió el inmueble al presidente madrileño a Ignacio González como en la Fundación Sinequanon, con la que el extesorero del PP Luis Bárcenas manejaba “22 millones de euros en Suiza que fueron ocultados a la Hacienda pública”, aparecen los mismos “suscriptores”, que tenían como finalidad ocultar la identidad del propietario real.

La Policía descarta una coincidencia
El informe añade que Duncan y Winsley Inc. también figuran en una sociedad controlada por el cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, en Panamá

El Sindicato Unificado de Policía considera “completamente relevantes” estas “coincidencias” y cuestiona que se trate de una “casualidad”, dado que los tres personajes “no sólo no se conocen entre sí”, sino que mantienen “estrechas relaciones político-profesionales”