El PSOE ha presentado hoy un catálogo con 33 medidas de regeneración y limpieza democráticas, entre las que destaca crear una Oficina Anticorrupción que pueda revisar actuaciones del Estado y de los ayuntamientos y que la Audiencia Nacional instruya todos los casos de corrupción política de forma preferente.

El PSOE ha desvelado este paquete de propuestas después de que anunciara ayer, lunes, que no llegará a un pacto con el PP contra la corrupción debido a los numerosos casos que este partido tiene en curso en los tribunales.

33 medidas
Entre las 33 medidas, el PSOE plantea poner en marcha la Oficina Anticorrupción "con capacidad de actuación directa en todo el ámbito del sector público del Estado y las administraciones locales". Esta oficina estaría en contacto con la Fiscalía y la Agencia Tributaria y podría también actuar en las comunidades autónomas tras la firma de acuerdos de colaboración. El PSOE cree conveniente modificar la ley para que la Audiencia Nacional instruya y enjuicie todos los casos de corrupción política y que estos tengan prioridad en su tramitación para castigar a los responsables de forma rápida.

Reducción de donaciones privadas
Además de reducir de forma "significativa" las donaciones privadas que reciben los partidos, el PSOE es partidario de incluir en el Código Penal el delito de financiación ilegal de partidos para sancionar "a quien financia y a quien es financiado" y de que se asegure la devolución de las cantidades apropiadas de forma ilícita. Agravar las penas por corrupción y otros delitos, como prevaricación, cohecho o tráfico de influencias, y prohibir los indultos para los condenados son otras medidas planteadas por el PSOE.

Devolución del dinero
También plantea revisar las normas reguladoras de la responsabilidad civil derivada de delitos para que en caso de corrupción, el dinero robado se repuesto con "todos los bienes y derechos del condenado y, con las garantías debidas, los que pudiesen figurar a nombre de sus allegados o testaferros". En materia de contratación del sector público, el PSOE demanda fortalecer la prohibición del fraccionamiento de los contratos y reducir las adjudicaciones negociadas sin publicidad.

Abandono de cargos
Los socialistas apoyan que ante un juicio por corrupción, los altos cargos involucrados dejen de sus puestos y en el caso de los parlamentarios y concejales, su acta quede en suspenso y cesen si son condenados. Además, se prohíbe que quienes se hallen incursos en juicio por corrupción no puedan ir en listas electorales, ni ser nombrados altos cargos en cualquier administración pública. En el ámbito de los partidos políticos, el PSOE defiende que las primarias sean obligatorias en todas las formaciones y que se limiten a dos los mandatos del presidente del Gobierno.

Pleno sobre la corrupción
Por otra parte, el PSOE e IU han pedido hoy la convocatoria de un pleno monográfico en el Congreso sobre corrupción la próxima semana en el que comparezca el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, solicitud apoyada por todos los grupos de la Cámara, salvo el PP, que ha rechazado la estrategia de la oposición. "No queremos que Rajoy sufra en silencio la corrupción", ha afirmado el portavoz del PSOE, Antonio Hernando, tras exigir que el presidente "dé la cara" y debata sobre corrupción tras los recientes casos y detenciones de dirigentes políticos.

Sentando en un volcán
Hernando ha advertido al jefe del Ejecutivo de que "debe ser consciente del volcán sobre el que está sentado en su propio partido y de lo que está pasando en la sociedad". Tras la petición planteada este mediodía por PSOE e IU en la Junta de Portavoces, ambos grupos han solicitado por escrito que pueda ser discutida de nuevo en este órgano, reunión que podría celebrarse el próximo jueves. En rueda de prensa en el Congreso, Hernando ha asegurado que el Congreso "no puede ser ajeno y dar la espalda a la preocupación e indignación" que hay en la calle ante los escándalos de corrupción.

Reflejo de la calle
"La gente muchas veces dice que esta institución está alejada de la realidad de la sociedad y ésta es una de esas ocasiones en la que podemos demostrar que, al menos, lo que se está diciendo en la calle tiene reflejo en el Congreso", ha argumentado Hernando. El objetivo del pleno monográfico sería que los grupos expongan su postura sobre la corrupción y planteen soluciones para ponerle coto. "Es inaceptable lo que está pasando y que el Congreso, la semana que viene, no vaya a tener un pleno", ha insistido el portavoz socialista tras recordar que la semana que viene no hay programada ninguna sesión en el hemiciclo.

"Dar la cara"
Tras recordar que hay otras peticiones de comparecencia de Rajoy que no reciben respuesta, Hernando le ha instado a dejar de "burlarse" del Parlamento y "dar la cara". Preguntado por la posibilidad de que el PSOE presente una moción de censura al presidente del Gobierno, Hernando ha opinado que "seguramente haya motivos más que de sobra" para ello, pero ha puntualizado que no es el momento adecuado, entre otras razones, porque el PP tiene mayoría absoluta y no prosperaría.

Levantar las alfombras
El portavoz de la Izquierda Plural, José Luis Centella, ha defendido la necesidad de la comparecencia de Rajoy y ha rechazado un pacto anticorrupción entre las fuerzas políticas hasta que el Congreso no se involucre en esta lacra y "se levanten las alfombras y se abran los cajones". Para Centella, cualquier intento de cerrar un gran acuerdo sobre la corrupción sin mirar "el pasado" es un intento de imponer una ley de "punto final". "No se puede regenerar la vida política si siguen en la vida política quien es parte del problema", ha advertido.

"Carcomido por la corrupción"
El portavoz de ICV, Joan Coscubiela, ha recordado que Rajoy también se negó a comparecer durante meses por el caso Bárcenas, hasta que al final se vio obligado a convocar un pleno extraordinario celebrado un 1 de agosto. "Es insostenible que España tenga un presidente del Gobierno que es presidente de un partido carcomido por la corrupción", ha proclamado. Desde CiU, han adelantado que apoyarán la petición del PSOE para que comparezca Rajoy si incluye en el debate las "filtraciones por parte del Ministerio de Interior" de algunos casos, han apuntado fuentes del grupo nacionalista.