El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y la vicesecretaria, Elena Valenciano. EFE



El PSOE ha presentado su alternativa contra la corrupción frente a la del Gobierno de Rajoy, que este viernes ha anunciado un paquete de 40 medidas, cuya credibilidad los socialistas consideran “nula”, tras “quedar acreditado” que el presidente “mintió en el Parlamento sobre Bárcenas”.

El PSOE presentó su plan hace dos semanas
Los socialistas han hecho público su plan, presentado hace dos semanas en el Parlamento, en el consideran urgente “adoptar medidas contundentes contra la corrupción”, pero que sean “creíbles y efectivas” y aprobadas “con el mayor consenso posible”.

El Gobierno camina en solitario
El PSOE critica que el Gobierno persista “en su error de negarse a tener en cuenta a la sociedad y al resto de las fuerzas parlamentarias en este tema y ha decidido aprobar en solitario las medidas hoy anunciadas, sin importarle que tengan o no credibilidad”.

Un anuncio chocante
El principal partido de la oposición ve “chocante” que el Gobierno apruebe sus medidas contra la corrupción dos días después de haber acreditado documentalmente en el Congreso de los Diputados que el presidente Rajoy mintió en el Parlamento el pasado 1 de agosto sobre Bárcenas; un día después del auto judicial del juez Ruz que aprecia delito de encubrimiento y destrucción de pruebas, por la destrucción de los ordenadores de Bárcenas en la sede nacional del PP; y después de haber aprobado una amnistía Fiscal para los grandes defraudadores a la que Bárcenas se había acogido-, que legalizaba hasta el blanqueo de dinero procedente de graves delitos penales.

La propuesta del PSOE
El PSOE propone la creación de una subcomisión para la lucha contra la corrupción, en el seno de la Comisión Constitucional, en la que debatir y consensuarlas diferentes propuestas de los grupos políticos y en la que poder oír y tener en cuenta las aportaciones de representantes de diferentes foros sociales y universitarios que están ofreciendo también un amplio abanico propositivo sobre el tema.

Reformar el Código Penal
Los socialistas plantean una reforma del Código Penal que permita aumentar el plazo de prescripción para los delitos en los que estén implicadas autoridades que ostenten cargo público; aumentar las penas previstas para los delitos relacionados con la corrupción en los que participen autoridades o cargos públicos; que sea delito penal la financiación ilegal de partidos políticos; y que se castigue a los representantes legales y administradores de partidos políticos que de manera reiterada realicen conductas tipificadas como infracciones en la Ley Orgánica de Financiación de Partidos Políticos.
El plan propuesto por el PSPE incluye la creación de un nuevo tipo penal para los que falseen, manipulen o alteren las cuentas de los partidos. También que se castigue específicamente la conducta de
quienes contribuyan, ayudando a los responsables de estos delitos, a eludir la investigación para impedir el descubrimiento del delito.

Sancionar el enriquecimiento injustificado
El PSOE quiere crear un nuevo tipo penal para sancionar a quienes favorecen la corrupción, ofreciendo donaciones fuera de la Ley , sancionar penalmente como enriquecimiento injustificado de autoridades y funcionarios públicos, el incremento de sus bienes o patrimonio cuya procedencia no puedan acreditar. El proyecto socialista plantea ir aún más lejos y prohibir las donaciones procedentes de sociedades y otras personas jurídicas a los partidos políticos.

El proyecto del PSOE establece reformar la Ley Orgánica del Poder Judicial para atribuir a la Audiencia Nacional la instrucción y enjuiciamiento de los delitos de prevaricación, cohecho, apropiación indebida, malversación de caudales públicos, tráfico de influencia, fraudes y exacciones ilegales y delitos urbanísticos, cuando sean cometidos con participación de cargos o representantes públicos.