Esteban González Pons, vicesecretario general de Estudios y Programas del Partido Popular Esteban González Pons, vicesecretario general de Estudios y Programas del Partido Popular



Son tiempos complicados para la imagen del PP, embarcado desde el Gobierno en duros recortes que afectan a las líneas rojas de Educación, Sanidad y pensiones que Mariano Rajoy se comprometió a no tocar antes de las elecciones, más un rescate bancario, una subida de impuestos y una reforma laboral que facilita descolgarse de los convenios, despedir y bajar sueldos. Gallardón ha abierto un proceso para reformar el aborto en la línea con las legislaciones más restrictivas de Europa y Wert ha soliviantado a la educación española con su reforma aunque eso sí, ha complacido al Episcopado eliminando Educación para la Ciudadanía y potenciando la educación privada.

Ser de derechas y "situarse" en el centro
Pero todo esto no debe significar nada para uno de los principales estrategas del PP desde su vicesecretaría de Estudios y Programas, Esteban González Pons, que explicaba ayer en ABC lo que es "ser de derechas" hoy en día. El diputado valenciano ha difundido en las redes sociales su "décalogo" que comienza con un primer 'mandamiento' revelador: "situarse en el centro". Toda una lección de 'camuflaje'.

Más puntos sorprendentes
A partir de ahí las normas de Pons pierden fuelle, pues no dejan de ser generalidades grandilocuentes que cualquier persona puede suscribir. Quizá el más llamativo, por la dramática situación de paro y creciente precarización laboral que está padeciendo España -en estos tiempos de rescates bancarios públicos- sea el punto 8 de su decálogo. Allí aboga por "la competencia limpia sin intromisiones del poder público" y "condenar al mismo tiempo la explotación de los trabajadores, la falta de condiciones laborales mínimas o impuestas". Por último hace un llamamiento: "somos más fuertes los españoles juntos, los españoles de derechas y de izquierdas". Ante el rodillo parlamentario que está aplicando el PP, tampoco está nada mal el punto 6 del diputado valenciano en el que presenta como de derechas la "democracia de consenso y no de mayoría y minorías".