Hacienda ha concluido que ni el PP, ni el presidente del Gobierno, ni otros altos cargos del partido que, según los papeles de Bárcenas, recibieron sobresueldos en negro, cometieron delito fiscal alguno, porque, de ser ciertos los apuntes del extesorero, la Agencia Tributaria toma en cuenta que las cantidades supuestamente percibidas antes de 2007 habrían prescrito y las posteriores no superan la cantidad fijadas como delito. Hacienda, por tanto, pasa por alto el origen de los fondos, salidos presuntamente de la caja B del partido. ABC y La Razón ignoran la gravedad de este punto y jalean, hoy, al PP destacando que Rajoy y los suyos ‘están limpios’ y que el caso Bárcenas “se diluye”.

A partir de 120.000 euros sería delito
En un informe de 42 páginas enviado el miércoles pasado al juez instructor del caso Bárcenas, Pablo Ruz, la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) concluye que los supuestos pagos a altos cargos del PP no superan la cantidad considerada como razón de delito fiscal (al menos 120.000 euros defraudados al año). Según la declaración de Bárcenas, Mariano Rajoy habría percibido presuntamente un total de 45.000 euros en los años 2009 y 2010.

Las donaciones están exentas del Impuesto de Sociedades
En cuanto a las donaciones hechas por empresarios, según los papeles de Bárcenas, de manera irregular y cuyos fondos habrían ido a engrosar la contabilidad B del partido, Hacienda tampoco considera que constituirían delito porque estarían exentas de tributación por el Impuesto de Sociedades, según la normativa aplicable desde julio de 2007, referida a los partidos.

En el limbo, las presuntas donaciones irregulares
La Ley de Financiación de Partidos Políticos establece que los partidos sólo estarán obligados a presentar la declaración de este impuesto cuando “tengan rentas no exentas”, eximiendo del pago a aquellas obtenidas “para la financiación de las actividades que constituyen su objeto o finalidad específicos”. Aunque los técnicos de Hacienda reconocen que se quedan en el limbo las posibles donaciones que pudieron superar el límite legal. Aquí, la Agencia Tributaria se conforma con remitir al análisis de la contabilidad del PP realizada por el Tribunal de Cuentas, que en 2007 no recoge que haya fondos que se salten la normativa vigente. Claro que esta auditoría no incluye los datos de la presunta contabilidad B.

La prensa afín a Génova sentencia que el caso Bárcenas se diluye
La prensa más afín a Génova se felicita hoy de la noticia y subraya en sus titulares que no hay delito fiscal en la actuación del PP y que “el caso Bárcenas se diluye”, según sentencia ABC. La Razón destaca que “no hay indicios de que el presidente percibiese 90.000 euros de Bárcenas”, como declaró el extesorero, quitando crédito a esta denuncia y afirma que “los peritos no tienen en cuenta estas cantidades por no quedar suficientemente probado que se les dieran”.