El presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra (i), y la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo (d), a su llegada al ADDA para la inauguración de la jornada "Pymes y emprendedores.Focus Business", el lunes. EFE El presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra (i), y la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo (d), a su llegada al ADDA para la inauguración de la jornada "Pymes y emprendedores.Focus Business", el lunes. EFE



La contundencia exhibida esta mañana por el número tres del PP, Carlos Floriano, era una falacia, un alarde,  y el partido no ha tardado en corregirle: no se ha abierto un expediente de expulsión a la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, sino que se le abrió, en su día, cuando fue imputada, un simple expediente informativo, no disciplinario ni de expulsión. Habrá que esperar a que se le abra un juicio oral para poder hablar de expediente disciplinario y a que haya sentencia para resolverlo y decidir si se le expulsa del partido, como mandan los estatutos.

Floriano afirmó que había un "expediente de expulsión"
El vicesecretario de Organización de los populares, Carlos Floriano, había afirmado, esta mañana, en Radio Nacional, que Castedo tiene abierto un "expediente de expulsión", pero fuentes del PP, citadas por EFE, han explicado que a lo que se refería es a la apertura de un expediente informativo.

Lo que dicen los estatutos y lo que se puede hacer
Los estatutos del PP dicen que cuando un afiliado incurre "en cualquier forma de corrupción en el ejercicio de un cargo público" y es imputado judicialmente por ello se inicia este proceso con la apertura del expediente informativo. Sin embargo, las normas del partido también señalan que en este tipo de procesos el Comité de Derechos y Garantías "podrá determinar la suspensión de funciones o de militancia", en función de "las circunstancias específicas de cada caso concreto". Se ve que en el caso de Castedo no hay intención de hacerlo.

El PP valenciano matiza las palabras de Floriano
El vicepresidente de la Generalitat y presidente del PP de Alicante, José Císcar, que ha mantenido un pulso con la alcaldesa los últimos días, ha salido a matizar las palabras de Floriano: "Se ha referido al artículo 18.1.A de los estatutos del partido, que viene a decir que a un cargo público imputado se le abre expediente informativo", ha dicho.

"Si se abre juicio oral el expediente pasa a ser disciplinario y si hay sentencia condenatoria la sanción es la expulsión. Lo que ha querido decir es que el expediente puede acabar en una expulsión", ha añadido Císcar.

Imputada desde 2012
El PP ha mantenido a Castedo a pesar de estar imputada desde octubre de 2012 por favorecer, presuntamente, al empresario Enrique Ortiz con el Plan General de Ordenación Urbana de Alicante. En  septiembre, la alcaldesa fue imputada de nuevo por presuntos delitos de prevaricación y tráfico de influencias por el caso Rabassa, que investiga si Castedo intentó beneficiar de nuevo al constructor con la llegada de Ikea a la ciudad.