Todos los grupos estaban de acuerdo en solicitarlo. El Grupo Socialista, que presentó la propuesta, CiU, Izquierda Plural, UPyD, PNV y los del Mixto, que se sumaron: el presidente del Gobierno debía comparecer en un Pleno para dar explicaciones sobre todo lo sucedido con el asunto del primer contagio de ébola en Europa. Pero el PP ha impuesto su rodillo.



Rajoy el gran ausente en la crisis del ébola
Todo el tiempo que tendrá que 'exponerse' Rajoy al ébola serán los dos minutos y medio de la pregunta que está previsto que le haga Pedro Sánchez durante la sesión de control del Gobierno. Las reacciones ante esta 'huida' del Presidente no se han hecho esperar.

Antonio Hernando, portavoz socialista, apunta lo evidente, "dos minutos y medio no son suficientes para que el presidente dé cuentas de algo tan grave", y ha subrayado como en todo esta crisis del ébola Rajoy se ha colocado siempre de perfil: "(Rajoy) estuvo ausente cuando se repatrió a los cooperantes enfermos, siguió ausente cuando se produjo el primer contacto y después fue el gran ausente durante los cinco días, cuando los ciudadanos más necesitaban explicaciones".

Los demás grupos se han mostrado igual de frustrados. El diputado de Izquierda Plural, Gaspar Llamazares, ha dado un paso adelante, y ha pedido que comparezca en pleno la Vicepresidenta.