El ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo, ha pronunciado este martes una conferencia sobre la “realidad de Gibraltar y las oportunidades que presenta” en el Hotel Palace de Madrid. Cita que debía haberse producido bajo el paraguas del Nueva Economía Fórum pero que, tal y como explicó ELPLURAL.COM, fue cancelada en el último momento en un claro ataque a la libertad de expresión.

Llamamiento al diálogo
Presentado por Simon Manley, el embajador del Reino Unido en España, Fabián Picardo ha realizado en su discurso un llamamiento al diálogo y la cooperación entre territorios amigos pese a estar inmersos en un contexto político en el que “la interlocución política directa ha quedado rota entre el Gobierno de España y el de Gibraltar” a raíz de la política exterior impulsada por el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

Empresarios, políticos y periodistas
Frente a esta política de “titulares agresivos” y “falta de voluntad de diálogo” por parte de España, Picardo ha expuesto de forma sosegada y con argumentos su visión sobre un conflicto que está causando graves perjuicios a los trabajadores andaluces y gibraltareños. Lo ha hecho en un foro al que han acudido importantes representantes del mundo empresarial, de la política y de los medios de comunicación.

Diputados presentes en el acto
Así, en el acto han estado presentes el senador del Grupo Nacionalista Vasco, Iñaki Anasagasti, el diputado de ERC Joan Tardá y los también diputados del PSOE, Diego López Garrido, Rafael Román y Meritxell Batet.

Gibraltar no es el problema
Picardo ha reiterado las enormes oportunidades que Gibraltar puede ofrecer a poblaciones andaluzas donde lamentablemente, el drama del desempleo marca la rutina diaria. Lo ha hecho ofreciendo toda una retahíla de datos para evidenciar que Gibraltar no crea el problema del desempleo en la zona, sino que lo alivia.

187 millones de libras
Como ejemplo, el ministro principal ha expuesto que el PIB de su país creció por encima del 10% en el último año, creando “un 18% más de empleo transfronterizo”. Así, si en 2007 los trabajadores españoles en El Peñón ganaron 127 millones de libras, en 2013, durante la crisis, esta cifra alcanzó los 187 millones de libras. 

Motor económico en la zona
Con una tasa de desempleo de  tan sólo 220 personas, Picardo ha subrayado que “la economía de Gibraltar representa una cuarta parte del PIB del Campo de Gibraltar”. Y es que si en 2007, uno de cada seis puestos de trabajo de la zona ya se creaban en El Peñón, esta cifra es aún mayor al haber aumentado desde entonces en un 18% la suma de trabajadores transfronterizos que asume el país vecino.

Creador de empleo
“En la actualidad, Gibraltar da empleo a 10.000 personas de España. Seríamos una de las empresas más grandes de Andalucía y podríamos conseguir aún más”, ha insistido Picardo demostrando su compromiso ante el desempleo que padecen poblaciones andaluzas como La Línea o Algeciras.

Llamamiento a la “convivencia civilizada”
En su opinión -una vez demostrado que Gibraltar “no es enemigo al comercio en la zona”-, esta situación de “oportunidad” requiere un esfuerzo por parte de todas las partes. “El futuro hay que ganárselo.  Debemos trazar las líneas de un futuro de convivencia civilizada”, ha afirmado Picardo tras lamentar de nuevo que en la actualidad “todos los puentes de comunicación directa entre ambos países estén cortados”.

“Cooperación entre territorios vecinos”
“No sé que gana un gran país como España manteniendo esta actitud”, ha reiterado convencido de que “en un mundo globalizado tienen que haber cooperación entre territorios vecinos”. Respecto a Gibraltar, el ministro principal ha sido tajante en este sentido: “Nuestro pueblo tiene la obligación y además está dispuesto a cooperar con España y con la Unión Europea”.  Una cooperación que es clave en materia fiscal, pero que en su opinión, también es muy necesaria en otras materias como “política antiterrorista o desarrollo económico”.

Cumpliendo con los acuerdos
“Nosotros seguimos cooperando y cumpliendo con los acuerdos adoptados en el Foro Tripartito. Pero el Gobierno español sigue incumpliendo los acuerdos como excluir los acuerdos con el aeropuerto de Gibraltar”, ha expuesto contrariado ante el hecho de que “España se niegue a aplicar la ley comunitaria respecto al aeropuerto de Gibraltar”.

“No somos un paraíso fiscal”
“Gibraltar no es un paraíso fiscal opaco aunque nos siguen acusando de serlo. Nuestro país cumple con la normativa europea”, ha señalado con el objetivo de resaltar que “los llanitos siempre buscamos no ser desleales con nuestros vecinos”. Por ello, ha vuelto a expresar su malestar ante las largas colas a las que tienen que hacer frente los cerca de 10.000 trabajadores andaluces que acuden a diario a trabajar al Peñón

Las colas en El Peñón
En su opinión, “las colas para entrar y salir del Peñon, cuando arbitrariamente así se establece, son inhumanas. Tienen una motivación política y no fiscal o aduanera. Causan un sufrimiento inhumano”, ha insistido sobre estas “fronteras sin corazón”, que suponen un obstáculo al desarrollo económico de la zona y suponen un grave perjuicio a los trabajadores andaluces.

Foro tripartito
Por todo ello, Fabián Picardo se ha mostrado partidario de retomar el diálogo con España a través del Foro Tripartito, avanzando en el “cumplimiento de la legalidad”, “buscando la creación de más empleo” e intentando “mejorar la vida de nuestros ciudadanos”. Se trata, en definitiva, de adoptar una “actitud moderna y progresista” consciente de que “de espaldas unos a otros no vamos a conseguir absolutamente nada”.

Gibraltar es mucho más
Por último, Picardo ha solicitado a todos los españoles a acudir a Gibraltar para que descubran que “es mucho más que ese peñón icónico y ese titular desagradable de esas mañanas de verano donde no hay otras noticias”.