La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros celebrado hoy, en Madrid. EFE La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros celebrado hoy, en Madrid. EFE



Era el número principal de la rueda de prensa ofrecida hoy tras el Consejo de Ministros: la presentación de los datos de la lucha contra el fraude fiscal y laboral. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, toma la palabra como protagonista principal y dice que desde que ellos gobiernan han detectado, ni más ni menos, que 520.000 parados están cobrando fraudulentamente el paro. Era el dato principal, pero, como ya viene siendo habitual, es mentira. En 2013, la cifra real hasta agosto es de 5.833 parados que han defraudado al servicio de desempleo.

El dato de 520.000 parados en realidad hace referencia a personas que han perdido la prestación durante un mes por problemas administrativos, como que les falte algún documento o que no acudan a una cita prevista. Son problemas leves, muy alejados del fraude.

5.833 hasta agosto
Según datos de Empleo ofrecidos por El País, en los últimos seis meses sólo 60.000 personas han perdido la prestación por desempleo y hasta agosto sólo 58.333 personas lo han hecho por “compatibilizar indebidamente las prestaciones con el trabajo”.

“Trabajan fraudulentamente”
Pero Sáenz de Santamaría ha dejado caer que estaba hablando de 500.000 personas que cobran el paro mientras trabajan en negro. “Como dato también muy significativo, el de control en materia de fraude en prestaciones por desempleo. Estoy hablando de personas que cobran prestación por desempleo y que, sin embargo, trabajan fraudulentamente, trabajan en B. Bien, pues se han investigado y se han detectado 520.000 personas, más de medio millón de personas que cobraban fraudulentamente las prestaciones por desempleo y se ha ahorrado al contribuyente más de 3.000 millones de euros por esa cuenta”, ha recalcado la vicepresidenta.

“Lo más llamativo”
Hasta en tres ocasiones ha repetido Sáenz de Santamaría la cifra del medio millón, que supone que uno de cada cinco parados con prestación estén defraudando al Estado. "Es lo más llamativo de todo el informe que ha presentado", ha dicho la vicepresidenta, "se han detectado más de medio millón de infractores que cobraban indebidamente prestaciones por desempleo", ha insistido.

“Insultan y mienten”
El engaño, justo cuando la ministra de Empleo prevé retirar la prestación a 400.000 personas también aludiendo al fraude, ha causado la indignación enseguida de la oposición. Alfredo Pérez Rubalcaba, líder del PSOE, asegura que la vicepresidenta “ha llamado tramposos a uno de cada cinco parados con prestación. De nuevo, no les basta con recortar, además insultan y mienten”.