El Congreso decidirá este martes si acepta o no tramitar una proposición de ley del PNV para reformar la ley de intercambio de información de antecedentes penales con el fin de regular que a los etarras que han cumplido penas en Francia se les descuenten los años de prisión de condenas impuestas en España.

Los nacionalistas vascos registraron esta iniciativa el pasado mes de noviembre, justo después de conocerse el fallo del Tribunal de Derechos Humanos de la Unión Europea que avalaba que no se conmutasen esas penas, desestimando así las pretensiones de tres históricos de la organización terrorista condenados.

El tribunal, con sede en Estrasburgo, descartaba en su sentencia que se hubiera vulnerado el Convenio Europeo de Derechos Humanos, es decir, rechazaba que España hubiese violado el derecho a la libertad de estas personas ni que hubiese incurrido en su detención ilegal al no acumular las penas, como prevé una directiva europea de reconocimiento de sentencias penales entre Estados miembros.

“No tiene sentido, con ETA desaparecida”

Ya entonces, el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, anunció la presentación de esta proposición de ley bajo el argumento de que, con el fin de terrorismo, y con ETA desaparecida, "no tiene sentido seguir aplicando medidas de excepcionalidad".

Esteban apuntó entonces que el Gobierno debería aplicar la legislación penitenciaria con "inteligencia" y adecuar de manera "más correcta" la directiva europea sobre acumulación de penas para que puedan descontarse los años transcurridos en prisión en Francia.

"Mantener y desarrollar un auténtico espacio europeo de justicia exige que las condenas contra las personas juzgadas en un Estado miembro se tengan en cuenta en otro Estado miembro como si hubiesen sido dictadas por su propia jurisdicción, tanto a los efectos desfavorables para el reo, como los afectos favorables", reza la proposición.