El exalcalde de Torrevieja y exdiputado del PP en las Cortes Valencianas Pedro Ángel Hernández Mateo, que ha sido condenado a tres años de cárcel por corrupción y que tiene otras dos causas judiciales abiertas, se defendía con insultos cuando desde la oposición se le exigía explicaciones de sus manejos. El popular llegó a utilizar un eufemístico ‘hija de puta’ contra la diputada de EUPV Marina Albiol, que le preguntó por una operación de compraventa que le había dejado una “plusvalía” millonaria.

"La profesión de su madre"
“Señora Albiol, le pido que retire sus palabras o tendré que decirle que usted parece muy bien una de esas personas a las que se les conoce por la profesión de sus madres”, afirmó Fernández Mateo en su respuesta a Marina Albiol.



La intervención de la presidenta de las Corts
La entonces presidenta de las Cortes Valencianas, Milagrosa Martínez, actualmente investigada en el caso Gürtel por supuestos delitos de prevaricación, cohecho y malversación de caudales públicos, tuvo una actuación más que penosa al obviar los insultos de su compañero de partido, equiparando las intervenciones de los dos diputados y pedir a ambos que retiraran sus palabras.

"No sé si es hija de la costurera, de la comadrona..."
“Lo mío es una valoración política, lo otro es un insulto personal”, replicó la diputada de EUPV Marina Albiol. Por su parte, Fernández Mateo rechazó retirar sus insultos: “Yo no sé por qué se tiene que ofender nadie, si yo he dicho las palabras que he dicho, no sé si es hija de la costurera, de la comadrona o de la médica. Así que allá usted, señora...”.

Churras y "meninas"
La portavoz adjunta socialista en las Corts Carmen Ninet recriminó a la presidenta de la Cámara que permitiera afirmaciones que iban contra la igualdad de la mujer. “No compare churras con merinas, yo me he sentido aludida y van en contra con una resolución aprobada en la Cámara en el 8 de marzo”.

Milagrosa Martínez continuó equiparando las intervenciones de ambos diputados, sin diferenciar los insultos de Fernández Mateo de la argumentación política de la diputada Albiol. La presidenta de las Cortes, además, dejó claro su nivel al replicar a la portavoz socialista que ella no comparaba “churras con meninas”.