Después de las filtraciones por fin se han confirmado los datos del CIS que reflejan que Podemos es la primera fuerza en intención directa de voto seguida del PSOE y que el PP no aparece hasta la tercera posición. Al haberse adelantado las líneas generales de ese voto directo, existía gran expectación sobre cómo se realizarían las estimaciones finales de voto, esas que tras varios días de preparación han dado como resultado que el PP sería la fuerza más votada en unas hipotéticas elecciones. El resultado no ha podido por menos que provocar numerosos montajes en las redes sobre la labor de 'cocina' del CIS, algunos difundidos por socialistas como Odón Elorza. Con mucha ironía, otros remiten a escenas míticas de 'Pulp Fiction' o de 'Breaking Bad'.

 

 

 

Pero se lleva tantos días hablando de la encuesta del CIS y de que Podemos aparecía en ella como primera fuerza política en intención de voto directa que en la última semana se han difundido decenas de montajes sobre un Iglesias presidente en el futuro, algunos con mucho humor y otros con mala baba comparándolo físicamente con Rasputín, el oscuro consejero de los Romanov.