El eurodiputado polaco Janusz Korwin-Mikke, líder del Congreso de Nueva Derecha, dejó este miércoles boquiabiertos a muchos de sus colegas en el Parlamento Europeo al cargar contra la acogida de refugiados sirios, a los que calificó de "basura humana"

Las palabras del eurodiputado
"Esta es una política ridícula que provoca que Europa termine inundada con basura humana. Digámoslo claro: basura humana que no quiere trabajar", afirmó el eurodiputado polaco desde la tribuna del Parlamento. Sus palabras provocaron indignación y estupor entre algunos de sus colegas presentes hasta que la vicepresidenta de la Eurocámara le quitara la palabra. Sin embargo, no habrá sido una sorpresa ya que Janusz Korwin-Mikke es conocido por sus tics ultraderechistas. En julio pasado, en medio de un debate sobre  la propuesta alemana para introducir un sistema de billetaje común para los viajes en tren y autobús dentro de las fronteras de la Unión terminó su intervención con el saludo nazi y parafraseando el lema "Un solo pueblo, un imperio, un líder", con el que se reverenciaba a Hitler, al  hablar de "un solo pueblo, un imperio, un billete de transporte".