Fotografía de archivo tomada el 10 de abril de 2008 que muestra el logo de Google en Belgrave House en Londres, Reino Unido. EFE/Archivo Fotografía de archivo tomada el 10 de abril de 2008 que muestra el logo de Google en Belgrave House en Londres, Reino Unido. EFE/Archivo



España ha quedado convertida en el hazmerreír de Europa al convertirse en el primer país que abandona Google News, el agregador de noticias de Google, que dará el portazo el 16 de diciembre por culpa de la nueva Ley de Propiedad Intelectual que impulsa el Gobierno de Mariano Rajoy. La nueva norma obligará a los agregadores de noticias, como Google News o Menéame a pagar a los medios que recopilan un canon sólo por citarles, un gravamen que por el que ha presionado la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) que congrega a las principales cabeceras del país.

No por anunciada, la noticia ha dejado de causar revuelo en España, donde el Ministerio de Educación y Cultura se ha apresurado a asegurar en un comunicado que el desarrollo de la ley, en la que se incluye la controvertida "tasa Google", continuará adelante al margen del cierre de Google News, asunto que se convertía desde primera hora de la mañana en tendencia destacada en las redes sociales.

El precedente alemán
Así, Educación se niega a echar para atrás la tasa Google, como sí hicieron los medios de comunicación alemanes, que tuvieron que recular ante la amenaza de que Google hiciera lo que finalmente ha hecho en España. Y es que Google no sólo no saca ningún beneficio por este sistema, sino que suministra a la prensa española un importante caudal de audiencia que ahora se perderá. Lo que se llama tirar piedras contra el tejado propio.

“Sencillamente insostenible”
Google News anunciaba esta madrugada una decisión, que su responsable, Richard Gingras, justificaba así: "Obliga -la nueva legislación española- a cualquier publicación española a cobrar una remuneración quiera o no, a servicios como Google Noticias por mostrar el más mínimo fragmento de sus publicaciones. Este nuevo enfoque resulta sencillamente insostenible".

“Tristeza enorme”
Fuentes de Google España advertían de que los principales damnificados serán los usuarios y destacaban su "tristeza enorme" por verse obligados a cerrar su servicio de noticias. Las mismas fuentes han señalado a Efe que Google analizaría la posibilidad de que Google News "volviera a funcionar como hasta ahora" en el caso de que la Ley de Propiedad Intelectual "no obligara a los editores a cobrar una remuneración a los agregadores de noticias". Precisamente en el carácter irrenunciable o no de la tasa parece encontrarse la clave de este tema, ya que hay medios que no desean cobrar esa compensación y que no quieren verse excluidos del agregador.

El Gobierno habla de libertad de expresión
El Gobierno, por su parte, va a lo suyo y asegura que la Ley de Propiedad Intelectual "en nada obstaculiza la libertad de información, siempre dentro del respeto y protección a los derechos de propiedad intelectual de los autores" y tranquiliza a los usuarios, al asegurar que el acceso a la información en internet continúa garantizado.

Wert habla de negociación
En declaraciones a los periodistas en el Congreso, el ministro José Ignacio Wert, no deja tan claro que el cobro de la tasa sea irrenunciable y ha destacado que Google, con el cierre de su agregador, se ha adelantado al desarrollo reglamentario de la ley, en el que se establecerá "la forma de negociar entre agregadores y medios -ha dicho- cómo se hará esa compensación". Esas negociaciones "pueden acabar en acuerdo", ha insistido el ministro, quien ha subrayado que el objetivo de la disposición es "proteger a los medios".

Carácter irrenunciable
No obstante, ha recordado que aquellos que consideren que esa tarifa no les supone una ventaja y podría reducir su tráfico en la red, "siempre pueden negociar con el agregador". El ministro, que aseguraba que la norma va en el mismo sentido que las de otros países europeos y de los planteamientos de la propia UE, matizaba así el carácter "irrenunciable" de la tarifa, uno de los aspectos destacados por Google en sus críticas a la nueva legislación.

La AEDE habla de “decisión empresarial”
La Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE), principal apoyo a la "tasa Google", se ha limitado a señalar que se trata de una decisión empresarial y ha rehusado hacer más comentarios.

Trending Topic
En Internet, la cuestión ha tenido una amplia repercusión -tendencia destacada en Twitter desde primera hora de la mañana- y la mayoría de los comentarios son críticos con el Gobierno y los editores y advierten de lo que consideran un retroceso en la libertad de información y consecuencias negativas para los propios medios de comunicación por su posible caída de tráfico en internet.