El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, al inicio hoy de la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del partido, en la que se hace balance de la primera mitad de la legislatura y se analiza la estrategia del partido ante los dos años que restan para las próximas elecciones generales. EFE



La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha sido bombardeada a preguntas durante la rueda de prensa posterior al Comité Ejecutivo nacional sobre los indicios de financiación irregular del PP que ve el juez Pablo Ruz, instructor del caso Bárcenas. Lejos de explicar porqué el arquitecto a quien se encargaron las obras de remodelación de la sede nacional del PP, unas obras que ella misma dirigió, insiste en que todas las facturas están en la contabilidad oficial del PP y que si hay otros papeles u otras cuentas "serán de otros", en alusión al extesorero del PP Luis Bárcenas.

"Los números no engañan"
¿Acaso insinúa que el juez Ruz no ha hecho bien su trabajo? ¿Qué está diciendo, que el magistrado se ha basado en los papeles de Bárcenas y que éste ha conseguido engañarla? "Yo no quiero insinuar nada en relación al auto del juez. Lo que sí quiero decir es que en la contabilidad del partido figura el pago de todas las facturas de la obra de Génova por su valor total, de cinco millones. Eso se lo puedo garantizar. (...) La contabilidad está. No es un tema subjetivo. Los número no engañan", ha argumentado.

A UGT sí pide explicaciones, a Carlos Fabra, no
El caso es que los números no engañaran pero con sus no explicaciones, Cospedal no ha resultado demasiado convincente. Tampoco cuando ha hablado de la condena a Carlos Fabra, subrayando respeto a las decisiones judiciales e insistiendo en el derecho a la presunción de inocencia. Llama la atención que, justo después, al ser preguntada por UGT y los ERES irregulares ha ido al gran y ha dicho que"sorprende" que a estas alturas no se sepa en qué ha empleado el sindicato el dinero público destinado a los parados.

¡Y las de Nacho Villa le parecen perfectas!
Tampoco ha sabido responder con convicción a la pregunta clara y directa de si está de acuerdo con el tratamiento que se dio en los informativos de la televisión pública de Castilla-La Mancha a un crimen de violencia machista ocurrido en la población alcarreña de Cifuentes. Se ha limitado a decir que ya se habían dado explicaciones (por cierto, unas explicaciones surrealistas del director de informativos del ente público Nacho Villa que no hicieron más que aumentar el escándalo) y que el "compromiso" del Gobierno de Castilla-La Mancha con la violencia machista es claro.