Quizás fuera casualidad. Pero ha sido el último día del mes de agosto el que ha elegido el Gobierno para hacer oficial que le daba el 'nihil obstat' a Eduardo Torres-Dulce para que legalizar que ignore la ley de incompatibilidades que establece dos años de incompatibilidades. A partir de este martes, 1 de septiembre, "por interés particular", como recoge el BOE, el exFiscal General es legalmente 'trabajador' del despacho Garrigues.



Rebote entre los fiscales
Ha sido la formalización de un permiso que ya se había adelantado cuando en el Portal de la Transparencia el Gobierno publicó el listado de permisos de compatibilidad que había aprobado, y que fue recibido con un total rechazo por parte de las asociaciones fiscales, como la Asociación Profesional Independiente (APIF), que recordó que no se habían respetado el periodo de incompatibilidad establecido y no dejaron pasar el hecho de que fuera el 31 de julio cuando se publicó ese listado... A lo que podría añadir que sea el 31 de agosto la fecha indicada para la oficialización del permiso con la publicación en el BOE.



La APIF, en un comunicado, ya insinuó entonces lo peligroso de esta decisión de que un hombre "depositario de secretos, de aspectos fácticos de las investigaciones que no deben ser conocidos y que son inherentes a su cargo, (que) conoce de las opiniones que se vierten en las juntas de la Fiscalía" pudiera ahora pasar con todo ese bagaje a defender a posibles investigados o trabajar en un bufete donde otros pudieran hacerlo.

La decisión es recurrible
No consta que nadie se vaya a oponer a este uso de la puerta giratoria que continuamente se promete que se va a bloquear al tiempo que se conceden estos permisos, pero lo cierto es que la ley recoge que en el plazo de dos meses la decisión es recurrible vía de los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional.

Torres-Dulce, recordamos, dejó el Gobierno el pasado mes de diciembre. Nadie dio explicaciones coherentes sobre aquella salida. Pero lo cierto es que, como le había pasado al propio Ruiz-Gallardón, el Fiscal General se había encontrado varias veces adelantado por la derecha, como explicamos en ELPLURAL.COM cuando se produjo su salida. Ahora parecería que le hacen un favor que condona todos aquellos agravios.

Eso sí, no es ni mucho menos, Torres-Dulce, el primero al que el Gobierno ha mimado con una decisión de este tipo... El 'amigo' de la vicepresidenta, Jaime Pérez-Renovales, es otro favorecido. Como quien era el 'jefe' del Fiscal, el ministro de Justicia, Ruiz Gallardón, al que se permitió ejercer la abogacía, de profesor y fichar por la sociedad "Thinking Heads", o al cuñado de Cifuentes, Fernando Aguilar Viyuela.., y tantos otros. Aquí está la lista completa si se quiere ver sus nombres y destinos.