[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"24229","attributes":{"class":"media-image size-full wp-image-331070","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"640","height":"320","alt":"Francisco \u00c1lvarez Cascos y Jos\u00e9 Luis Pe\u00f1as"}}]] Francisco Álvarez Cascos y José Luis Peñas



A principios de 2013, el grupo Editorial Prensa Ibérica publicó a través de tres de sus cabeceras, La Opinión de la Coruña, El Faro de Vigo y La Nueva España, una serie de entrevistas con José Luis Peñas, el exedil del PP que destapó la Gürtel con sus denuncias y sus grabaciones a la trama de corrupción vinculada a los populares y presuntamente lideraba Francisco Correa. Francisco Álvarez-Cascos, exvicepresidente, exsecretario general del PP y exministro de Fomento, no salía muy bien parado de las mismas.

La historia de los billetes a Cascos
Por ejemplo, en su entrevista en El Faro de Vigo Peñas desvelaba cosas como esta: "Correa decía que García-Pozuelo [un constructor imputado en el caso que ha admitido ante el juez que pagaba comisiones] le había llevado un contenedor lleno de billetes a Cascos. Era una historia que se decía de ellos. Tenían una relación tan íntima que me imagino que algún otro constructor, maligno, que no había conseguido un tramo de variante o de AVE, lo andaba contando por ahí. Digo yo que no sería un contenedor, porque estos no van con contenedores, son más sibilinos".

Intento de acallar a la prensa
La difusión de las entrevistas tuvo un gran impacto, especialmente cuando se hizo eco de ellas La Nueva España de Oviedo, ya que entonces Cascos venía de perder la presidencia de Asturias y seguía siendo diputado regional. Su reacción fue poner una querella acusando de un "delito de calumnia e injurias por escrito y con publicidad" tanto a Peñas como a los periodistas que hicieron las entrevistas, al grupo editor y a la directora de La Nueva España, Ángeles Rivero, siendo todos ellos imputados.

Archivo provisional de la causa
Pero el Juzgado número tres de Oviedo acaba de comunicar a las partes el "sobreseimiento provisional" de la causa porque "en modo alguno aparece debidamente justificada la perpetración de delito", decisión que puede ser ahora recurrida en un plazo de tres días. La jueza apela al contexto informativo de las entrevistas para sentenciar que resulta "indiscutible" que se enmarcan "en el estricto ámbito de la información periodística y libertad de opinión y prensa en torno a un tema de puntual actualidad".

Fiscalización de los ciudadanos que el político debe asumir
La jueza advierte de que "criticar una gestión política" no puede tener un ánimo injurioso y que es algo amparado por la libertad de expresión, e insiste en que Tribunal Europeo de Derechos Humanos también ha establecido que el político "se expone inevitable y deliberadamente a una fiscalización atenta de sus actos y gestos, tanto por los periodista como por la multitud de ciudadanos y por ello tiene que mostrarse más tolerante".

Además, la sentencia advierte de que las entrevistas se ajustan a los principios de "veracidad y relevancia" consagrados por la Constitución y también responde a la "proporcionalidad" al "no apreciarse expresiones innecesariamente ofensivas o insultantes". En cuanto al delito de calumnias, que para que se produzca exige imputar un delito "en radical aseveración" o falsamente, con el ánimo de agraviar o que se actúe "con conocimiento de la falsedad de la imputación o temerario desprecio hacia la verdad", la jueza entiende que no se ha producido ninguno de esos extremos en este caso.

Peñas ve un intento de "amordazar" a quienes denuncian la corrupción
ELPLURAL.COM ha hablado tras conocerse la noticia con Peñas, que se ha declarado contento por el sobreseimiento aunque nunca entendió como se aceptó a trámite una querella "tan temeraria". "He contado lo que Correa me transmitió, es lo que pasó, si a Cascos le molesta que el que presumía que era su amigo desvelara esas cosas que vaya a por él", apunta el exedil, que cree que detrás de la querella había un intento de utilizar la justicia para "callar y amordazar a quiénes denunciamos la corrupción".