El candidato socialista a la alcaldía de Madrid, Antonio Miguel Carmona, ha reconocido que le encantaría convertirse en el próximo secretario general del PSM: "Me gustaría mirar hacia fuera, para ayudar a los socialistas. Primero ser alcalde de Madrid. Y si me lo piden los militantes estoy dispuesto a ser secretario general del PSM (…) Siempre ha sido mi sueño liderar a los socialistas madrileños”, ha afirmado este viernes en una entrevista concedida a la Cadena Ser.

Primero alcalde
Eso sí, el dirigente socialista ha dejado claro que "primero" quiere ser alcalde de Madrid y que antes de dar el paso para liderar el PSM hablaría con Tomás Gómez, a quien ha vuelto a lanzar un mensaje de apoyo: “No era un lastre, era mi amigo. No va a acabar mi amistad con él. No era un lastre como ningún socialista lo es".

“En un punto medio”
Pese a su apoyo a Tomás Gómez, Carmona también ha querido dejar clara la buena relación que mantiene con Pedro Sánchez: “Entiendo su decisión. Según me dijo él, fue fundamentalmente por las encuestas, unas que yo no manejo". Después ha asegurado que acata la decisión y se ha posicionado “en un punto medio” entre Callao y Ferraz.

Amigo de Gómez y Sánchez
Estas declaraciones se producen horas después de que Carmona acudiese a El Intermedio (La Sexta) para proclamar que es “amigo tanto de Gómez como de Sánchez”. Se posiciona de este modo en la carrera que se abrirá tras las elecciones autonómicas y municipales que se celebrarán el próximo mes de mayo para liderar el PSM.

Gabilondo sin primarias
Un liderazgo que también podría recaer en Ángel Gabilondo, quien se perfila como el próximo candidato de los socialistas a la Comunidad de Madrid siempre y cuando no se celebre un proceso de primarias que le haga enfrentarse a ningún otro rival, y menos a Tomás Gómez.