El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha salido a negar que su partido mantiene silencio ante el nuevo caso de corrupción que ha desvelado la operación Púnica. El joven dirigente popular, con el que Génova vende aires de renovación, ha usado el mismo discurso para desmarcar a su partido del escándalo. El PP se "abochorna", "indigna" y "avergüenza" por comportamientos de esa índole e, incluso, haya mantenido conversaciones privadas en las que se dicen cosas "absolutamente impresentables", ha dicho Casado, al salir al paso de las críticas de la oposición.

Los nombres que no habían aparecido hasta ahora
Según ha asegurado Casado, el Comité de Derechos y Garantías del PP de Madrid va a analizar el sumario del caso Púnica y tomar una determinación sobre miembros del partido que hasta ahora no habían aparecido relacionados con la trama de corrupción.

El dirigente popular ha explicado que el PP ha repasado, de entre la lista de imputados, quiénes están expulsados y quiénes tienen expedientes informativos de expulsión, y ha añadido que el Comité Regional de Derechos y Garantías tiene previsto reunirse para "resolver alguna circunstancia de personas que no aparecieran anteriormente en esas grabaciones".

Dice que se han aprovechado de las siglas del PP
Casado ha intentado desmarcar a los implicados en este caso de corrupción del partido, al afirmar que se han aprovechado de sus siglas y que lo pagarán porque en España "no hay impunidad ni tolerancia frente a la corrupción". El vicesecretario de Comunicación del PP ha defendido que la Agencia Tributaria, la Fiscalía y los jueces están actuando con "absoluta independencia".

"El que la ha hecho la va a pagar, la está pagando o, desde luego, se hará todo lo posible para que así sea", ha añadido Casado, antes de subrayar que "ese es el sentir de todo el partido".