La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, durante una entrevista con Efe en la sede del Ayuntamiento. EFE/Archivo



La alcaldesa de la capital, Ana Botella, ha asegurado que dio "la cara y los ojos" en la tragedia del Madrid Arena cuando "el kilo de político está muy barato". La regidora madrileña ha hecho estas declaraciones sobre el suceso que costó la vida a cinco chicas y tras el cual se marchó a un spa de lujo en Portugal.  Además, Botella ha criticado la tendencia al "espectáculo" en la política el mismo día que vuelve a la actualidad el convulso comité de dirección del PP de Madrid en el que Esperanza Aguirre supuestamente le reprochó su actuación -y además llamó "imbécil" a Cospedal-.

En una entrevista en COPE, la alcaldesa ha insistido en que nunca pensó en dimitir, a pesar de haber vivido "la peor crisis que se puede vivir en una ciudad". Sí ha reconocido que mirando hacia atrás podría haber hecho cosas de otro modo, aunque no se ha referido a su viaje de relax a Portugal.

Presumiendo de "transparencia"
En cambio, ha presumido de que ninguna administración, en una situación así, ha asumido jamás "tanto coste político" al tiempo que se mostraba "totalmente transparente", con una comisión de investigación que tardó quince días en ponerse en marcha y que no valió para encontrar ninguna responsabilidad en su gestión.

Conclusiones
Botella ha asegurado que sí sacaron conclusiones de la comisión de investigación y que de ellas saldrá la obligación que tienen los privados de contratar al Samur en eventos de más de 5.000 personas en locales municipales -algo que no hubiera evitado la tragedia, ya que el empresario declaró que sería un aforo inferior a eso y lo incumplió- o la presencia en esos casos de la Policía en el interior de los establecimientos.

Charla moral
Más allá de estas conclusiones -de las que muchas ya existían pero se vulneraron impunemente en el Madrid Arena- Botella no ha dejado pasar la oportunidad de dar lecciones morales y ha pedido que se reflexione "sobre la manera de divertirse, a qué hora...".

"Imposible" decir "nunca"
En este punto, la primera edil ha defendido que lo que hay que hacer es aumentar las condiciones de seguridad "para que se haga más difícil" la repetición de una tragedia de estas características, matizando que decir que "nunca" se volverá a repetir es "imposible" por la infinidad de factores que confluyen.

¿Candidata?
Preguntada sobre si el Madrid Arena pesará en su decisión de presentarse a las próximas elecciones municipales, la alcaldesa ha contestado con un tajante "no" aunque ha matizado que "con el momento tan peculiar" que vive el país, "lo último" que se le ocurre es plantearse si concurrirá dentro de dos años. "No estoy en eso", ha asegurado. Por último, Botella ha aseverado que trabajar para y por los madrileños es "un privilegio y un honor" y que siempre se ha movido por la "vocación de servicio".