El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa tendrá que declarar como imputado por la operación de la compra del City Bank of Florida en 2008. El juez Juan Antonio Toro, que sustituye a Elpidio Silva en la instrucción de esta causa, le ha citado a declarar el próximo 24 de enero. Silva se abstuvo, tras haber sido recusado por la defensa del banquero y estar inmerso en un procedimiento ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid por su actuación en este caso. Este magistrado ha denunciado presiones en su instrucción y ha apuntado a graves acusaciones contra Blesa.

La Audiencia devolvió el caso al Juzgado de Silva
La decisión del juez Juan Antonio Toro tiene lugar semanas después de que la Audiencia Provincial de Madrid haya acordado devolver la investigación a su juzgado. El juez Juan Antonio Toro interrogará el mismo día que a Blesa a varios directivos de la entidad bancaria, entre ellos Idelfonso Sánchez Barcoj, Juan Martín Bartolomé, Gonzalo Alcubilla, Fernando Sobrini, Luis Crespo, Matías Amat y Rafael Sánchez Lozano.

El juez pide aclaraciones al Banco de España
El juez pide en su auto al Banco de España que aclare si es necesario tener autorización para la adquisición de un banco extranjero y de ser así que informe “a partir de qué importe es necesaria o no la autorización, y la autoridad encargada de concederla". Por otra parte, solicita a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que designe un técnico para determinar si la operación produjo un perjuicio a la entidad financiera.

El exconsejero de Hacienda Antonio Beteta no tendrá que declarar
El juez cita también el 23 de enero al representante legal de Bankia para que se pueda personar si la entidad se considera perjudicada. También le requiere la entrega de los acuerdos adoptados en el Consejo de Administración de Caja Madrid respecto a la compra del banco estadounidense, así como los documentos que acrediten las transferencias realizadas.

Sin embargo, rechaza por el momento la petición de Manos Limpias de citar como testigo al secretario de Estado Antonio Beteta, entonces consejero de Hacienda de la Comunidad de Madrid. El juez no lo considera "necesario" en este momento de la instrucción, pero no descarta que tal extremo se produzca en el futuro.