La intendente de la Fundación Palau de Les Arts Reina Sofía, Helga Schmidt. Foto: Palau La intendente de la Fundación Palau de Les Arts Reina Sofía, Helga Schmidt. Foto: Palau



La Consejería de Hacienda de la Comunidad Valenciana ha remitido a la Fiscalía Anticorrupción un informe sobre presuntas irregularidades en la Fundación Palau de Les Arts Reina Sofía, que dirige la afamada directora artística de ópera Helga Schmidt. Según adelanta El Mundo, el expresidente valenciano Francisco Camps dio un “cheque en blanco” a la austriaca para su gestión y la artista habría adjudicado a dedo contratos a su propia empresa, además de cargar a las arcas públicas billetes de viaje y estancias en hoteles de lujo.

Contratos irregulares
El informe recoge presuntas irregularidades en las contrataciones, como las del festival Viva Europa o para las óperas: 'Il Trovatore' y 'Medea', por las que el Palau de les Arts pagó más de 700.000 euros, a través de contratos que se saltaron la normativa.

Pagos a su propia empresa
En 2009, Helga Schmidt contrató para el evento Viva Europa a la empresa Patrocini de les Arts, de la que era consejera, y tras ser advertida de que se estaba saltando la incompatibilidad, dejó el consejo de administración de la compañía, pero siguió contratándola tres años más. Ese año el Palau de Les Arts pagó sin que mediara concurso público a la firma Viva Europa June 24th SL, cuyo único propietario es la empresa Patrocini de les Arts pagos por 109.377,44 y de 238.622,56 euros, para la realización del evento Viva Europa.

Una tarjeta de crédito sin control
La Consejería de Hacienda también ha investigado una tarjeta de crédito de Banjaca con un límite de 3.000 euros que se usó sin ningún control. Según la investigación, “no hubo autorización para la apertura de la misma” y se desconoce quién usó la tarjeta que corría a cargo de fondos públicos.

Gastos en vuelos y estancias de hotel de lujo
Helga Schmidt cargó a las cuentas del Palau de Les Arts gastos de vuelos y estancias de hotel de cinco estrellas, de importes elevados. Sólo en 2006, la artista gastó 33.646 euros en viajes, cuyo coste medio por vuelo fue de 517,58 euros. En sus estancias en hoteles, la artista tampoco se medía y el informe incluye el gasto de 766,70 euros por una noche en el Hotel de L’Europe, en Amsterdam, de 1.479,14 por dos noches en el hotel The Berkeley, en Londres; de 1.214,46 euros por dos noches en el Ritz. También aparecen viajes, entre 2010 y 2011, a Nueva York (4.197 euros), Washington (3.380 euros) y San Petersburgo (3.499, 70 euros).