La presidenta del PP de Madrid y expresidenta regional, Esperanza Aguirre. Foto: PP La presidenta del PP de Madrid y expresidenta regional, Esperanza Aguirre. Foto: PP



Si Esperanza Aguirre pensaba que con declarar por escrito iba a rebajar el trago de declarar como testigo por el caso Gürtel, se equivocaba. El PSOE, en su posición de acusación particular, ha registrado casi 200 preguntas ante el juez Ruz para que la expresidenta madrileña las responda. Las cuestiones buscan demostrar que en la Comunidad de Madrid nada ni nadie se movía sin permiso de Aguirre, que López Viejo era algo más que un miembro del Gobierno regional y que formaba parte del círculo de confianza de la presidenta. Además, interrogarán a Aguirre sobre el conocimiento que tenía de la trama antes de que estallase, para desmontar sus estrambóticas afirmaciones de que ella “destapó la Gürtel”.

CONSULTE LAS 200 PREGUNTAS A ESPERANZA AGUIRRE

 

Los socialistas quieren demostrar que López Viejo no sólo era miembro del Ejecutivo, sino que formaba parte de lo que se llamaba “gabinete de agenda de la presidenta” y que era persona de su absoluta confianza, hasta el punto de que estuvo al frente de las campañas electorales de Aguirre.

Círculo de confianza
Este grupo, formado a finales de 2004, se reunía cada mañana en la calle Posta y, según los socialistas, era a quien Aguirre comunicaba los actos a los que quería acudir a lo largo de la semana y que mensajes quería lanzar, así como las entrevistas y reuniones que pensaba conceder. Este círculo tenía capacidad ejecutiva y todos en el Gobierno atendían sus instrucciones al entender que venían directamente de Aguirre.

Hasta el rotulador
Varias preguntas se centran en demostrar que era la misma Aguirre la que controlaba todo, incluso eligiendo el color de los escenarios, el rotulador que tenía que usar y hasta la marca de los bolígrafos que enterraba en las numerosas primeras piedras que colocó. Incluso aseguran que era decisión suya el momento en que se colocaba al Niño Jesús en el Belén de la Comunidad de Madrid. Así quieren dejar en evidencia que Aguirre no sabía con quién se contrataban los actos.

Reunión en Génova
Las preguntas también buscan indagar hasta dónde sabía Aguirre de la adjudicación de una parcela en Arganda por la que Martinsa podría haber pagado una comisión de 24 millones de euros a Francisco Correa, en lo que ha llamado “el mayor pelotazo de Gürtel”. Fue Bárcenas el que declaró que en 2004 se realizó una reunión en Génova con Rajoy, Aguirre y él mismo para advertirles de que Ignacio González y el alcalde de Arganda estaban implicados en la adjudicación.

Viaje a Colombia
Por ello, se le pregunta a Aguirre como puede presumir de “haber destapado la Gürtel” por frenar una actuación irregular en Majadahonda pero no haber evitado la de Arganda si es que lo sabía. Siguiendo este caso, también le preguntarán si conocía por qué viajó Ignacio González con el presidente de Martinsa a un polémico viaje a Colombia, en el que fue espiado.