Puig se encomienda a Pedro Sánchez y al CIS y adelanta elecciones

La mañana del 4 de marzo amanecía nublada para Mónica Oltra y Compromís. La nube del adelanto electoral llevaba días sobrevolando la ciudad de Valencia pero no terminaba de descargar la tormenta, o eso les hizo creer el PSPV. El problema para la formación de Oltra fue que el propio PSPV de Ximo Puig ya había cerrado el viernes el adelanto electoral y el domingo, el pleno del Consell de este lunes que conllevaría dicho avance.

Es más, el domingo sometieron, en el Palau de la Generalitat, a un tercer grado al único conseller socialista que no estaba de acuerdo con el adelanto, según pudo saber ElPlural.com de fuentes socialistas. Eso sí, nadie del entorno de Puig avisó a Oltra de eso.

El Rey refrenda la disolución de una legislatura de infarto

Un capítulo parlamentario que llega a su fin. Una vez oficializado el refrendo de Felipe VI este martes en el BOE, finaliza una legislatura de infarto después de que Sánchez hiciera efectivo el lunes el decreto-ley que la da por concluida. Llega el momento de hacer retrospectiva y plantear el nuevo escenario de cara a las elecciones generales del próximo 28 de abril. ¿Qué dejamos atrás?

La irrupción de Podemos y Ciudadanos a la estructura de partidos provocó la debacle del bipartidismo reinante hasta ahora en España. PSOE y PP se percataron de que acababa de producirse un punto de inflexión. Las mayorías absolutas quedaron atrás, obligando a las fuerzas a realizar un ejercicio de pragmatismo tanto a la hora de confrontar ideas en campaña como a la de entenderse 'a posteriori' para posibilitar su ejercicio.

221 diputados cobrarán un 'finiquito' de 52 días de su sueldo

Los 221 diputados que dejarán de serlo a partir de las 00:00 horas de este martes, cuando se disuelva el Congreso, podrán cobrar una indemnización de transición en un pago único correspondiente a 52 días de su sueldo, según ha acordado este lunes la Mesa del Congreso en su última reunión.

Se trata, en concreto, de los 221 parlamentarios que no forman parte de la Diputación Permanente, el único órgano de la Cámara que seguirá existiendo a hasta la constitución del nuevo Congreso que surja de las elecciones del 28 de abril.

Un 'pacto a la andaluza' dejaría fuera del Ayuntamiento a Carmena

El bloque de la derecha ganaría sin demasiados problemas en Madrid. Al menos esto es lo que presagia la última encuesta realizada por Telemadrid. El ‘pacto a la andaluza’ lograría superar de forma holgada a la suma de las izquierdas que, pese a la victoria en los comicios de Manuela Carmena, apenas lograría un 40% del voto.

El PSOE sigue estancado en el quinto puesto, por detrás de PP y C’s, que cosechan un empate técnico en el segundo puesto, y Vox, que sigue lanzado e ‘in crescendo’ en intención de voto. Con todo, la lucha por el poder inclina la balanza hacia la derecha, aunque todavía queda por dilucidar -al menos según el resultado demoscópico analizado- quién encabezará la coalición.

Los alquileres en Berlín o cómo poner freno a la codicia

Cuando un barrio se encarece en Berlín, los propietarios de los edificios recién reformados suelen advertir de que lo mejor es tener cerradas las contraventanas, porque hay quienes se lían a pedradas con ellos. Google tuvo que irse del barrio berlinés de Kreutzberg porque su presencia encarecía la zona y los vecinos salieron a protestar. Y es que los precios de venta son ahora un 100% más caros que hace cinco años y los alquileres un 60%. A diferencia de la cultura de pequeños propietarios existente en España, en Alemania más de la mitad de la población vive en régimen de alquiler. Las viviendas son propiedad del Estado o de grandes empresas, siendo la inmobiliaria privada Deutsche Wohnen AG el principal casero de Berlín. Esta empresa compró la mayor parte de los edificios que eran de propiedad pública cuando el Ayuntamiento berlinés los privatizó en los años 90, después de la caída del Muro. Una combinación de subidas de las renta, junto a agresivas reformas que hacen inhabitables los edificios mientras se realizan, han ido desplazando a los vecinos de toda la vida, que se ven forzados a buscar nuevas viviendas a precios muy superiores a los que llevaban décadas pagando.