La alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, durante el pleno que se celebra hoy en el Ayuntamiento de la ciudad y en el que está previsto debatir una moción de UPyD en la que se insta a los partidos políticos a excluir de las listas electorales a los imputados por corrupción, lo que le impediría optar a la reelección. EFE La alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, durante un pleno en el Ayuntamiento de la ciudad . EFE



Cercado por los casos de corrupción, que le están restando votos, según todas las encuestas, el PP ha decidido finalmente desentenderse de la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, a la que hace poco aún pretendía mantener como candidata por motivos electoralistas. Este miércoles, el vicesecretario general de Organización y Electoral del PP, Carlos Floriano, ha anunciado que el partido vetará en sus listas para las elecciones municipales y autonómicas del próximo mes de mayo a todos los imputados por casos de corrupción y en el caso particular de la alcaldesa ha asegurado que "tiene abierto el expediente de expulsión del partido porque lo que "va a ser imposible que pueda volver a ser candidata".

Génova ha mirado para otro lado durante bastante tiempo
Castedo, imputada por cinco presuntos delitos en dos causas judiciales relacionadas con corrupción urbanística en su ciudad, los casos Brugal y Rebasa, se mantuvo como diputada en las Cortes Valencianas hasta mucho tiempo después de ser implicada, sin que el PP le exigiera renunciar; en mayo último  dejó su escaño, pero ha mantenido la Alcaldía, a pesar de las protestas de la oposición y muchos vecinos de Alicante, que han ido conociendo, con detalles, las conversaciones grabadas de la política popular con el empresario Enrique Ortíz, que prueban la relación de amistad que les une y las actuaciones de Castedo para favorecerlo.

Rajoy se libró ayer de la foto incómoda
Floriano, preguntado hoy por Castedo en una entrevista en RNE, ha anunciado que su partido ha abierto "un expediente de expulsión"  a la alcaldesa, lo que le impedirá volver a concurrir como candidata popular. Las afirmaciones del número tres del PP llegan un día después de que Mariano Rajoy evitara la foto junto a la imputada regidora durante su participación en el congreso del Instituto de Empresa Familiar. Castedo justificó su ausencia con una indisposición.

Génova la valoró hasta hace poco como cabeza de lista
A Carlos Floriano le tocó también salir en defensa de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que dijo que el PP había hecho “todo lo que podía hacer” en materia de corrupción. Según el dirigente popular, su jefa se refería a que lo habían hecho “internamente”, ya que “obviamente” hay “más medidas que se pueden tomar contra esta lacra”. En septiembre pasado, al ser preguntada sobre Castedo, la secretaria general del PP respondió que "la imputación no significa inmediatamente condena".  En una información de ese mismo mes, ELPLURAL.COM desveló que Cospedal aún valoraba a la alcaldesa como cabeza de lista en las próximas elecciones municipales, basándose en encuestas que reflejan que Castedo volvería a conseguir mayoría absoluta en Alicante.