El secretario Político de Podemos, Íñigo Errejón, ha descartado hoy que vaya a competir con Pablo Iglesias por el liderazgo del partido. Por un lado ha apuntado que no hay diferencias estratégicas entre ambos que justifique el pulso y los dos coinciden en el "corazón" del proyecto. "Hay diferencias en cómo queremos ir, pero no son dicotómicas", ha asegurado Errejón en una entrevista en la SER, en la que ha insistido en que comparte con Iglesias la misma meta y la diferencia está en "cuánto se pone de cada ingrediente". Por otro lado, ha rechazado el duelo mostrándose satisfecho con sus responsabilidades actuales diciendo que ya va "servido" como secretario Político y portavoz del grupo parlamentario: "Lo descarto, estoy donde sea más útil". 

Advierte a Iglesias de que un Podemos muy de izquierdas haría el juego al poder
"Sólo si las diferencias políticas son insalvables, hablamos de proyectos diferentes, y ahora no lo son", matizó en cualquier caso. En cuanto a sus "diferencias tácticas" explicó que no vienen de ahora sino de hace mucho tiempo, y también que Podemos corre el riesgo de quedarse anclado en un techo electoral que no le permita gobernar. Ahí mandó un recado a Iglesias: "No creo que eso sea a lo que esté apuntando Pablo pero ese riesgo existe evidentemente y ese tipo de Podemos pequeñito y en la esquina izquierda del tablero, que hoy no existe pero es un riesgo, es un Podemos que sería muy funcional a los poderosos".

El "espacio" que deja el PSOE con la abstención
Errejón también abordó cuestiones de actualidad política como el juicio de la Gürtel y las declaraciones de Correa reconociendo delitos en los que participó el partido actualmente en el Gobierno: "El PP dice que esto fue hace mucho (...), pero cuando pasó Mariano Rajoy no estaba en COU, estaba de ministro de Administraciones Públicas". Sobre una posible abstención del PSOE para que siga gobernando Rajoy, apuntó que "va a haber gobierno a cambio de cargarse el bipartidismo" ya que "la abstención para mucha gente revela que la alternancia entre PP y PSOE ahora ya no supone un cambio". "Eso nos deja un espacio que si hacemos las cosas bien nos puede permitir representar la esperanza de mucha gente que se va a sentir decepcionada", advirtió.

Ejecución de Sánchez en la "orilla" del Gobierno alternativo
El de Podemos ha defendido que un gobierno alternativo de Pedro Sánchez “debería haber sido posible y los números daban” y que la mera posibilidad de que se produjera provocó la caída del secretario general socialista. Recordó que Sánchez había dicho que "cuando llegue a ese río, cruzaré ese puente" y cree que "cuando estaba llegando a la orilla se lo cargaron". En cualquier caso cree que a pesar de la abstención se podrán cambiar muchas políticas desde el Congreso y puso como ejemplo una iniciativa para revalorizar las pensiones que registraron este jueves Unidos Podemos, PSOE, Esquerra y PNV.