El candidato de Más Madrid a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Íñigo Errejón, ha votado esta mañana en el colegio Santa Teresa de Jesús, en el barrio de Palacio, y ha remarcado el "valor extra" de cada papeleta por el "resultado ajustado" que se vivirá esta noche y que podría marcar un "cambio histórico".

"Es una jornada decisiva para los madrileños, a las puertas de un cambio histórico despierta ilusión y despierta ganas; aunque eso se va a decidir por un puñado de votos y eso convoca a todos los madrileños", ha incidido Íñigo Errejón.

Asimismo, ha enfatizado en la necesidad de luna participación masiva como "responabilidad" ante la oportunidad de "abrir una nueva etapa" en el Gobierno regional y mantener la ciudad de Madrid.

Ha comentado que pasará el día en su casa ante una "noche intensa" y que descansará y valorará "los posibles escenarios" postelectorales; aunque ha anticipado que están "muy satisfechos con el trabajo realizado" y que confían en que esto "de sus frutos".

Durante su visita, se ha encontrado con su padre, apoderado en el colegio electoral, y le ha "dado un besazo" y le ha dicho que es un "referente político" y que está en "en esto porque él luchó antes porque en este país hubiera libertades y se pudiera votar".

El candidato y la alcaldesa de Madrid y cabeza de la plataforma para la Alcaldía de la Capital, Manuela Carmena, seguirán el escrutinio en el Espacio Harleys y la fiesta, de cosechar buenos resultados, tendrá lugar en la Cuesta de Moyano.