Desde principios de esta semana, planea por el país la sombra de una convocatoria electoral. El Gobierno de Pedro Sánchez, según pudo saber ElPlural.com, decretará los comicios generales para el 28 de abril, en lugar del 14 como inicialmente se filtró. Esta idea cada vez cobra más fuerza y más si el independentismo no apoya los Presupuestos Generales del Ejecutivo.

De momento se dan los condicionantes para el adelanto electoral y las encuestas siguen sucediéndose. La última corre a cargo de eldiario.es gracias a las mediciones de Celeste-Tel. Este sondeo arroja unos resultados negativos para el actual Ejecutivo de Pedro Sánchez que, pese a ser la fuerza con más apoyos (23,7%) se vería desprovisto de la Presidencia.

La encuesta deja como vencedora a la derecha, con un Partido Popular siguiendo de cerca al PSOE con un 23,1 % de los votos y entre 96 y 98 escaños, mientras que los socialistas lograrían entre 94 y 97 sillones en unos hipotéticos comicios.

En tercer lugar quedaría la formación de Albert Rivera. Ciudadanos, que obtendría el 19,2% de los apoyos y entre 63 y 67 sillones, daría el sorpasso a Podemos que profundizaría en su crisis hasta caer a las 49 butacas si se tiene en cuenta los valores más altos.

Mayoría de derechas

Con este escenario, tan sólo faltarían los votos de Vox para certificar un nuevo cambio de Gobierno y, así, privar a Pedro Sánchez de repetir en La Moncloa. El bloque conformado por PP, PSOE y Vox obtendría la mayoría absoluta, con 51,2% y despojando al actual presidente del Gobierno sin su puesto, frente al 39,5% que alcanzarían Unidos Podemos y PSOE.

Vox, última incógnita de la ecuación, actuaría de nuevo como un partido bisagra regalándole a PP y Ciudadanos Moncloa como ya ocurrió en Andalucía. Esta fórmula se repetiría en el ámbito nacional de ser este el resultado en las urnas. Los de Santiago Abascal irrumpirían con 20 escaños en el Congreso y el 8,9% de los sufragios.

Por el contrario, el bloque que salió victorioso en la moción de censura contra Mariano Rajoy, teniendo en cuenta los guarismos más bajos en el reparto de escaños, apenas alcanzarían los 163 sillones, contra los 176 del tripartito de derechas.