La fecha marcada en rojo se acerca. Esta medianoche se da el pistoletazo de salida a la campaña electoral de manera oficial y la incertidumbre es máxima. Las encuestas se suceden y, aunque los resultados son imprevisibles dada la complejidad de la ley electoral, todas apuntan a que Pedro Sánchez ganará holgadamente los comicios, pero queda la duda de si logrará articular una mayoría parlamentaria suficiente para formar Gobierno y, lo más importante, con quién.

Según el tracking publicado por El Confidencial, la tendencia de los socialistas es positiva. Los datos recogidos por el citado diario les otorgan la victoria con 135 escaños, seguidos por el PP con 70. Ciudadanos completaría el podio con 56, Podemos sería cuarto con 33 y Vox cosecharía 23.

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) obtendría 14 diputados, el PNV 6 y el PDeCat 4.

Así las cosas, a Pedro Sánchez le bastaría Podemos y los nacionalistas vacos para superar la barrera de los 176 diputados, los necesarios para ser investido presidente.

La fórmula por la que aboga José Luis Ábalos, ministro de Fomento, también llevaría en volandas a Sánchez a la Moncloa, dado que PSOE+Ciudadanos sumarían 191.

En otras palabras, Sánchez podría mirar tanto a izquierda como a derecha sin necesidad de pactar con los partidos independentistas.