Veterana militante socialista, antigua secretaria de organización del PSOE con Alfredo Pérez Rubalcaba, persona de total confianza y cercanía al actual presidente de la Gestora, Javier Fernández, Elena Valenciano, actualmente una de las portavoces del Grupo Parlamentario Socialista en el Parlamento Europeo, reconoce que la situación ante la que se encuentra su partido “es terrible”, porque la disyuntiva que se presenta ante ellos “está envenenada”. Y en ese sentido cree que es el momento de ser prácticos y hacer políticos y asumir realidades.

En ELPLURAL.COM hemos hablado con ella. Estas son sus reflexiones.

¿Cómo puede justificarse una abstención que va a tener como consecuencia permitir gobernar a un partido acosado por la corrupción?

Elena Valenciano: Porque hay que tener en cuenta lo que ha pasado en este país los últimos meses. La evolución nos ha llevado a un bloqueo casi absoluto. Después de las elecciones de diciembre el PSOE trabajó seriamente para intentar formar un gobierno alternativo al PP. Lo hizo el partido muy en serio y de manera unida. Y fue la dirección e Podemos la que hizo imposible aquella salida que hubiera mandado al PP a la oposición. Y sólo después de ese rechazo de Podemos, insisto, nos vimos obligados a acudir a unas segundas elecciones en las que, esto no hay que olvidarlo, la izquierda en su conjunto perdió mucho más de un millón de votos.

Ese es el camino que nos ha traído aquí. A una situación en la que no hay posibilidad de gobierno alternativo. Sólo podemos desbloquear, o acudir a unas terceras elecciones, que además podrían llevar a unas cuartas, porque no sabemos lo que podría suceder en ellas, pero en las que ya si podemos dar por seguro que la derecha aún saldría más reforzada.

¿Qué le lleva a estar tan convencida de que el PP obtendría mejores resultados en esas terceras elecciones, y que la izquierda perdería votos?

Algo que todo el mundo parece olvidar y que se minimiza. Y eso es que después de diciembre ya votamos en junio por segunda vez. Y en esas elecciones el PSOE se dejó más de 200.000 votos, y la coalición de Izquierda Unida-Podemos más de un millón de votos que no fueron a ningún sitio. Es que no se recuerda, o no se quiere recordar, pero, al contrario de lo que pensábamos, la ciudadanía no nos premió en junio por haber intentado formar gobierno frente a la inmovilidad del PP.

Además ¿qué vamos a hacer, seguir preguntando a la gente hasta que los resultados nos encajen? Las elecciones generales no son una consulta. No se pueden suceder indefinidamente. La gente ya ha votado. Y lo ha hecho dos veces. Unas nuevas elecciones serían dañinas para el país, para la izquierda y para el PSOE.

Aun así ¿no resulta más dañino permitir seguir gobernando a Mariano Rajoy?

Nadie en el PSOE quiere ver gobernar a Rajoy. Nadie... La situación a la que nos vemos abocados es endemoniada para el PSOE, porque Rajoy es un presidente desprestigiado. Nosotros llevamos años haciendo una oposición durísima contra él. Le hemos llegado a pedir la dimisión donde hay que hacerlo, en el Parlamento, porque su gobierno está sucio por la corrupción. Nadie quiere, ni yo tampoco, que gobierne y es normal que nuestros militantes le rechacen.

Pero el problema es que hay que hacer política sobre elementos reales. Y la realidad es que ya no tenemos ocho millones de votos, sino cinco. Y la realidad es que todo indica que en unas terceras elecciones darían como resultado un PSOE menos relevante, y un partido con menos fuerza a la hora de ejercer la oposición, donde nos ha colocado la gente.., y esto por cierto, lo dijo también Pedro Sánchez el pasado mes de junio.

Pero si dejan gobernar al PP ¿No quedan condenados a apoyar también sus políticas?

Para nada. Si al final se decide por parte del Comité Federal desbloquear, el PSOE lo que hará será ejercer su tarea de oposición que, insisto, es donde nos han colocado los ciudadanos. Y lo que haremos será una oposición útil, lo que significa forzar para que se modifique lo que ha hecho el gobierno del PP, no sólo en sus medidas económicas, sino también en recortes de libertades.

Nosotros no vamos a estar para facilitar el gobierno de Rajoy, para eso está el bloque, muy fuerte que hay en el Parlamento. Que el PP busque allí los apoyos ¿O es que ahora el PNV, o Convergencia ya no son partidos de derechas? Todos ellos forman un bloque muy importante. Que gobiernen con ellos. Nosotros con el bloque de izquierdas, que también es muy importante, a revertir todas las políticas dañinas de estos años del gobierno de Rajoy. 

¿Y por qué no han permitido que cuajara ese gobierno de mayoría de izquierdas?

Porque en realidad no existía esa posibilidad. No es verdad que se estuviera concretando una mayoría alrededor de ese gobierno. No había ningún dato, ninguna información de que había un gobierno alternativo… Lo único que existía eran rumores. Rumores, solo. Quedó claro que un gobierno con Podemos y Ciudadanos era inviable, porque ellos no lo aceptaban. Y luego estaban esos rumores de un apoyos de los grupos nacionalistas.., rumores que se aceleraron porque quedaban dos semanas para que se cumplieran los calendarios. Pero estoy segura de que no pasaron de eso, de rumores. Porque si hubiera habido de verdad esa opción, seguro que la dirección socialista lo hubiera planteado al Comité Federal.., al partido. Pero no lo hicieron.

Pero es que además dudo mucho que el PSOE en su mayoría hubiera aceptado un gobierno que para mantener su estabilidad tendría que aceptar la dependencia de partidos que lo que plantean son procesos secesionistas.