El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha anunciado satisecho que 2013 puede cerrar "con cifras récords de llegadas" de turistas. Aludía así a la cifra récord del mes de agosto de 8,3 millones de turistas extranjeros, un 7,1 % más que hace un año, lo que eleva la cifra hasta los 42,3 millones en los primeros ocho meses del año (un 4,5 % más), la mejor en la historia de la encuesta de Movimientos Turísticos en Fronteras (Frontur).

Un crecimiento general...
El ministro ha destacado que el crecimiento de turistas extranjeros hasta agosto "está en línea" con las corrientes turísticas mundiales y a él contribuyen tanto la importancia creciente de mercados emergentes, como Rusia y China, como el empuje de emisores tradicionales como Alemania, los países nórdicos, el Reino Unido y Francia. Los expertos insisten también que la inestabilidad de países del norte de África, que cuentan también con reclamos para de sol y playa, beneficia turísticamente a España.

... mientras Madrid se desploma
Pero más allá de las sonrisas, Soria tenía un importante punto negro que abordar, y lo hecho esta tarde junto a la alcaldesa de Madrid, Ana Botella. La Comunidad de Madrid recibió el pasado mes de agosto 290.494 turistas internacionales, lo que supone una caída interanual del 22,2 por ciento. Y en los primeros ocho meses del año la región madrileña recibió 2,7 millones de visitantes extranjeros, un 7,7 por ciento menos. Respecto a la ocupación hotelera durante el mes de agosto, Madrid se situó entre las cuatro comunidades autónomas con los datos más bajos, con un 41,7 por ciento, solo por delante de Aragón (41,5 %), Extremadura (35,3 %) y Castilla-La Mancha (28,5 %), según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Soria inicia las excusas
El propio ministro Soria ha abierto el carrusel de excusas asegurando que "es evidente" que la disminución de pasajeros que se ha producido en el aeropuerto madrileño de Barajas está influyendo en el descenso de turismo en Madrid. "En la medida en la que se disminuyen rutas y frecuencias con el aeropuerto de Barajas, se disminuye la conectividad y se disminuye la posibilidad de que lleguen nuevos pasajeros o los mismos pasajeros que estaban llegando", ha señalado. Otro factor, a su juicio, es que la Comunidad de Madrid es una de las más afectadas por la caída en la llegada de turistas italianos, como consecuencia de la situación económica que atraviesa el país vecino. Además, ha añadido, Madrid es un destino "importante" para el turismo nacional, que también se ha visto "muy afectado" por la crisis económica.

La consejera Mariño se lleva la palma
La consejera de Empleo, Turismo y Cultura, Ana Isabel Mariño, ha repetido las mismas excusas de Soria apuntando a "la crisis" de Iberia y a la subida de tasas por parte de Aena como las razones de la caída del turismo en la región, pero ha ido más allá al culpar a las manifestaciones y a las "revueltas callejeras" en la capital. Al menos ha reconocido la necesidad de afianzar las actividades y espectáculos culturales en la región como reclamo turístico, aunque ese sector ha sido un muy castigado con la subida del IVA del Gobierno de Rajoy que se ha negado a hacer excepciones con la cultura. Mariño es aquella consejera que atribuyó la emigración laboral de los madrileños a su carácter "abierto" mientras les ofrecía prácticas por 240 euros.

Castigados por el IVA y por las preferencias de la alcaldesa
La alcaldesa Ana Botella, como su predecesor Alberto Ruiz-Gallardón, lo ha apostado todo al intento de vincular la capital con el proyecto olímpico. En cuanto al mimo de la cultural y como informó ELPLURAL.COM, la alcaldesa ha malvendido cuadro de importantes pintores y ha equiparado turísticamente el Santiago Bernabeú a los grandes pinacotecas de la capital.