En la misma semana hemos celebrado el Día de la Constitución y el de los Derechos Humanos. Esto con Franco no pasaba. Yo más que de derechos, soy de derechas, y la única constitución que me gusta es la de Brad Pitt, que está buenísimo, ji, ji. ¡Además ahora está libre, si tuviera yo unos añitos menos me lo llevaba al Valle de los Caídos y se iba a enterar de lo que es una hembra española, Dios me perdone!

Alguna cosa sí tuvo buena la Constitución Española, y es que traía al heredero de Franco de regalo, el de los elefantes...¿cómo se llamaba? ¡Juan Carlos! Los jóvenes de menos de 56 años os quejáis de que no pudisteis votarla. ¡Lo que queréis es botarla, malandrines, que os conozco! Y como dice este chico de barbas:

Si no os gusta, la reformáis y punto. Que es una cosa muy fácil...

A lo mejor el problema fue éste. ¡Y yo que pensaba que el matrimonio gay lo aprobó el maldito Zapatero!

Por cierto, ¡qué valiente el martes Esperanza en la Gran Vía!

Os he dicho que Brad Pitt está muy bien, pero el portugués del Real Madrid tampoco está nada mal:

El tipo es muy listo, él se lleva la pasta y los Balones de Oro mientras otros le realizan el trabajo:

Tiene toda la razón el chinito:

Hablando de gente espabilada, Renzi, la esperanza de la izquierda europea, es tan tonto que convoca un referéndum y lo pierde. ¡Otro igual que su colega Cameron! Podían haber aprendido del caudillo a redactar bien las preguntas:

Bueno, me voy a misa. A "mis asuntos" ja,ja,ja. Seguro que nunca os habían contado este chiste. ¡Arriba España!