Buenas noticias para Ximo Puig y su partido, el PSPV. Según una encuesta encargada por el diario Plaza a la empresa SyM Consulting, su partido se convertiría en la primera fuerza política si se celebraran elecciones ahora mismo. Los socialistas subirían entre doce y catorce escaños, para situarse entre los 35-37 diputados. 

El baremos se realizó entre los días 1 y 3 de septiembre, o lo que es lo mismo, una fecha en la que ya existía una gran crispación entre el PSPV y Compromís. No obstante, todavía no se sabía nada sobre el máster de la exministra de Sanidad Carmen Montón

El PSPV se beneficiaría del efecto luna de miel que ha provocado la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa. Asimismo, con estos resultados, podrían gobernar con el apoyo únicamente de Compromís -harían falta 50 escaños para conseguir la mayoría absoluta-, sacando a Podemos de la ecuación y generando un gobierno más estable que el actual. 

Y precisamente Compromís sería la otra gran vencedora del sondeo. El partido de Mónica Oltra pasaría de los 19 escaños que consiguió en las anteriores elecciones autonómicas, a 22-23 escaños. Además, Compromís podría mejorar este resultado a medida que el efecto luna de miel se va desgastando. De esta manera, la formación que lidera Oltra seguiría dando pasos hacia delante en la Comunidad Valenciana. 

La derecha se hunde

En la otra cara de la moneda encontraríamos al los partidos de derechas. El PP, lejos de obtener ventaja con la llegada de Casado al poder del partido, perdería entre 10 y 11 escaños respecto a las autonómicas de 2015. De esta manera, el PPCV que lidera Isabel Bonig se quedaría con una pobre horquilla de 20-21 escaños. 

Ciudadanos, por su parte, pagaría la ambigüedad en la que se han movido en los últimos meses y los de Toni Cantó se tendrían que conformar con 10-11 escaños, dos o tres menos que en 2015. Así pues, la suma de PP y Cs se quedarían bastante lejos de conseguir la mayoría absoluta necesaria para gobernar. 

Por último, Podemos evitaría una caída en picado, aunque como se ha mencionado anteriormente la formación morada podría quedarse fuera del gobierno. Se quedarían con nueve o diez escaños, tres o cuatro menos que en las anterior elecciones autonómicas. No obstante, el partido que lidera Antonio Estañ en la Comunidad Valenciana tendría un clavo a lo que agarrarse, y es que en la encuesta se preguntó por Podemos en solitario, y la más que posible alianza con Esquerra Unida podría tapar la pérdida de escaños. 

Oltra arrasa entre los valencianos

En lo que no hay ninguna duda es que Mónica Oltra es la líder que goza de mayor popularidad entre los valencianos. El 40,80% de los encuestados elegiría a la de Compromís como jefa del Consell. Segunda, muy lejos se encontraría Bonig con un 16,8% y tercero sería Ximo Puig (14,3%).