El grupo socialista en Les Corts abandonará mañana jueves 4 de septiembre la comisión creada por el PP para abordar una amplia reforma del Estatut. De esta manera, el síndic del PSPV-PSOE, Antonio Torres, ha justificado este hecho en que “Fabra está engañando a todos los valencianos, puesto que no está dispuesto a votar en Madrid lo que aquí reivindica como una necesidad e injusticia que se debe resolver”, refiriéndose a la reforma de la financiación.

Cuarto aplazamiento
De esta manera, ha recordado que ayer el PP valenciano solicitó, por cuarta vez, el aplazamiento de este debate en el Congreso de los Diputados. Además, en esta ocasión, Torres ha incidido en que “Fabra ha quedado en evidencia, ya no se ha atrevido a remitir un escrito a Les Corts para que sea esta cámara la que pida el aplazamiento de este debate sobre la reforma del Estatut, sino que este año ni siquiera se ha molestado en cubrir las formas” y ha apuntado que “directamente ha sido el presidente de Les Corts, Juan Cotino, quien ha remitido unilateralmente, y sin contar con el resto de partidos de la oposición, un escrito a Madrid solicitando el aplazamiento del debate de una cuestión que es crucial para la Comunitat Valenciana”.

500 millones menos
Así, Torres ha hecho hincapié en que esta comunidad “recibe cada año 500 millones menos de euros que el resto de autonomías para infraestructuras, lo que supone que dejen de crearse miles de puestos de trabajo por el maltrato que el Gobierno de España ejerce contra nosotros”. Por eso, ha insistido en que la reforma del Estatuto que hay pendiente de debatir y votar en el Congreso de los Diputados “permitiría que nuestra Comunitat tuviera el nivel de inversiones que le corresponde” y ha recordado que “dada la situación especial en que nos encontramos con respecto al desempleo, esto podría contribuir a salir antes de la crisis”.

Consenso roto
Por su parte, el secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, ha anunciado esta mañana durante su visita a un centro educativo de Alicante que los socialistas van a emplear “todas las posibilidades de carácter político y jurídico” para recurrir una decisión que, según ha recordado, fue pactada por todos los grupos parlamentarios y que garantizaba las inversiones del Estado en la Comunitat. “Fabra y Cotino han decidido unilateralmente que no se debata esta cuestión en el Parlamento Europeo, han roto el consenso y por tanto vamos a recurrir ante el Tribunal Constitucional”, ha matizado Puig.