Para Hernando, “el PP tiene la virtud de reintroducir a la Iglesia y su moral en el centro de la vida política”, y le da una relevancia que “explica las declaraciones del obispo de Alcalá de Henares” y de otros destacados miembros de la jerarquía católica, que “se convierten en auténticos ayatolás de la moral católica”. Una moral que “quieren imponer al resto de los ciudadanos” olvidando que “en España los tiempos en los que unos pocos imponían sus creencias y su moral a la gran mayoría ya pasaron”.

Por último, el secretario de Relaciones Institucionales y Política Autonómica ha reclamado a la Iglesia más respeto hacia los ciudadanos que piensan u opinan diferente, tal y como ellos mismos reclaman de ellos.