Según indica el recurso, elaborado por el letrado Virgilio Latorre, cinco de los nueve jurados consideraron que Camps abonó “personalmente” al sastre José Tomás tres trajes, una americana y un par de zapatos en los años 2007 y 2008. Un dato este que los socialistas refutan, ya que el expresidente valenciano nunca afirmó tal cosa, sino que declaró haber pagado las prendas, sin precisar a quién, y por su parte, José Tomás aseguró en su comparecencia ante el tribunal que Camps nunca le pagó a él.

Las declaraciones que no hizo Isabel Jordán
El recurso alega que el jurado también asumió que ni Camps ni Costa recibieron regalos de la trama Gürtel basándose en que la testigo e imputada Isabel Jordán declaró que la relación de ambos con los cabecillas de la red corrupta era “meramente comercial”. Algo que los socialistas consideran que la testigo no afirmó.

Argumentos jurídicos contra la sentencia
El PSPV defiende que el fallo absolutorio incurrió en quebrantamiento de forma, vulneración de la tutela judicial efectiva, error en la apreciación de la prueba, e infracción de ley, y pide al Supremo que condene a los acusados.

Los miembros del jurado "se inventaron" argumentos
Según el recurso, los miembros del jurado que absolvieron a los acusados fabricaron más argumentos, tales como que Camps no recibió cuatro corbatas de la trama Gürtel, como mantenían la acusación popular y la Fiscalía Anticorrupción. Para argumentarlo los jurados se apoyaron en que según el “informe pericial” de los funcionarios de la Agencia Tributaria “no se puede constatar la correlación de dichas corbatas con el acusado”. Un razonamiento imposible sin fundamento porque el informe pericial sencillamente no mencionaba tales corbatas, o sea que “se lo han inventado”, de acuerdo con el recurso.

46 documentos acreditan los regalos a Camps y Costa
Los socialistas consideran que se produjo un “error de hecho en la apreciación de la prueba”, y mencionan para intentar demostrarlo 46 documentos del total de 1.400 exhibidos en el juicio que “acreditan” la adquisición de las prendas referidas para regalárselas a Camps y Costa por parte de los cabecillas de la trama Gürtel.

El jurado fue víctima de un mimetismo
Los socialistas creen que el jurado fue víctima de un “mimetismo” que también le habría inducido a contradicciones tales como afirmar, en un punto del veredicto, que Costa no recibió ninguna prenda de la tienda Milano y, en otro punto, que el diputado del PP pagó las prendas que le confeccionaron en ese mismo establecimiento.

El número de votos necesario
El recurso plantea, además, que el veredicto se alcanzó sin el número de votos necesario, ya que consideran que para declarar no probados hechos desfavorables a los acusados son necesarios siete votos, y no solo cinco como reunió el bloque de jurados que absolvió a los acusados.