El aspirante a la secretaría general del PSOE se muestra convencido de un fortalecimiento del partido tras el encuentro de Sevilla, porque, según asegura, “tenemos lo necesario para que el ganador del 38 Congreso sea el Partido Socialista Obrero Español: experiencia, energía, ilusión y confianza".

Confianza en sí mismo
En su carta, Rubalcaba pide que se trabaje en el congreso federal para que el partido recupere, cuanto antes, la confianza en sí mismo “como paso imprescindible para recuperar la confianza de la sociedad”, por lo que propone la modernización y fortalecimiento de las estructuras internas y los procedimientos del partido, “para ser más útiles y eficaces”, y “hacer así lo que mejor sabemos hacer: dar respuestas a problemas nuevos, sin renunciar a nuestras señas de identidad”.

Sin perder un minuto
El precandidato llama a los suyos a que se trabaje “sin perder un minuto” porque, según explica, ni la gravedad de la situación económica, ni los ciudadanos que esperan respuestas, “nos van a conceder una tregua”, señala.

Preocupación por la situación de España
El texto a los delegados recoge la preocupación de Rubalcaba por la situación que atraviesa España, que comparte con ellos, así como el propósito de trabajar “para que nuestro partido siga siendo un poderoso motor de transformación social”.

"Siempre hemos sabido adaptarnos sin perder la identidad"
El precandidato se muestra además convencido de que el partido sabrá estar a la altura de los tiempos y la exigencia del reto, porque “siempre hemos encontrado la fórmula para cambiar, para adaptarnos a las nuevas realidades, conservando nuestras señas de identidad”, pero sobre todo, asegura, “porque no podemos fallar a millones de españoles”.