El PSOE no puede traicionar esos principios que, además, fueron ratificados ampliamente por las Cortes. Los socialistas creíamos en ellos y los aplicamos. Ahora seguimos creyendo en su vigencia y ello nos impide contribuir a una mascarada organizada por el PP y que no es otra cosa que intentar tapar con una careta democrática las ansias de control y manipulación informativa que mueven esta contrarreforma del PP.

Los que ahora acompañan al PP en esta traición serán también responsables de los efectos que este retroceso democrático va a provocar en RTVE. Y los ciudadanos que, amplísimamente en todas las encuestas, han mostrado su apoyo a normalización de RTVE estoy seguro de que castigarán a los que respaldan esta farsa cuyo único objetivo es devolver esquemas de funcionamiento ya superados.

Los socialistas no podemos respaldar esta farsa que pretende dar apariencia de pluralidad al golpe de mano que Rajoy ha ejecutado en RTVE. Porque el PP no sólo ha cambiado la ley, dinamitando el consenso alcanzado en su día, para imponer el ordeno y mando en RTVE, sino que va a destruir el modelo de televisión pública heredada del Gobierno socialista. La herencia recibida era una televisión y radio públicas libres e independientes, sin publicidad y con independencia económica.

La derecha pura y dura está dinamitando con sus recortes y golpes de mano todos los servicios públicos heredados. A los recortes en educación, Sanidad, o Dependencia, se une ahora el recorte en la libertad de expresión que impone Rajoy para volver a poner de rodillas a RTVE y convertirla en una copia burda del NODO que padecieron todos los españoles.

Con la misma fuerza moral y política que a los socialistas nos da el haber sido el partido que hizo realidad la aspiración de millones de ciudadanos de tener unos medios públicos independientes y de calidad, el PSOE seguirá defendiendo este modelo en el Parlamento y en la Comisión de Control de RTVE, así como la libertad e independencia del trabajo de los profesionales que ahora tendrán que soportar el yugo del PP.

Y seguirá oponiéndose al control y la manipulación con los que el PP deja marcados todos los medios que dirige. Y puedo garantizar que el PSOE devolverá el carácter democrático a RTVE en cuanto obtenga el apoyo mayoritario de de los ciudadanos para poder hacerlo. Porque el objetivo último del PP es manipular hasta exprimir y agotar la empresa y evitar que los ciudadanos puedan disponer de medios de comunicación públicos independientes y libres.

Óscar López es secretario de Organización del PSOE y fue ponente de la Ley que reguló la nueva RTVE