El PSC ha calificado de “error garrafal” la decisión de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, de romper el pacto de gobierno. El líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, ha advertido de que "será muy difícil" llegar a algún acuerdo con los 'comuns' tras las elecciones del 21-D.

"¿Cómo le vamos a decir a los electores que con quien nos ha echado del gobierno de Barcelona querremos gobernar Cataluña? Sería muy raro", afirmó Iceta

El primer secretario del PSC, que este domingo presentaba su lista por Barcelona en la capital, criticó duramente a Colau: "Entre Barcelona y la independencia ha escogido la independencia. Entre la inestabilidad y la estabilidad ha escogido inestabilidad, entre un Gobierno de izquierdas y plegarse a las exigencias de Xavier Trias y Alfred Bosch [portavoces municipales de PDeCAT y ERC], ha escogido lo segundo".

"Colau no es de fiar"
Los socialistas creen que Colau no “es de fiar” y recuerdan que el acuerdo de gobierno que tenían establecía que quedaba fuera todo lo que no fueran asuntos estrictamente municipales.

Iceta ha reprochado duramente la ambigüedad Ada Colau. “Me ha sabido muy mal que en todo este proceso no hayamos oído la voz de la alcaldesa diciendo su opinión, si valía la pena mantener o no el pacto. Se ha querido esconder su opinión. Quizá es la alcaldesa pero no la líder que Barcelona necesita", ha dicho. 

"A partir de hoy nosotros no podremos mirar igual a la gente de los comunes", advirtió Iceta, que ya había avisado, el viernes en Onda Cero, que, si finalmente las bases de Barcelona en Comú rompían el pacto, habría "consecuencias más allá de la ciudad".

Reproches por no priorizar la alianza de izquierdas
Por su parte, Jaume Collboni, segundo teniente alcalde del Ayuntamiento ha afirmado que "hacía falta poner Barcelona y sus ciudadanos por delante. Hacía falta priorizar la alianza de izquierdas. Esto es lo que he defendido y defenderé. Venimos de lejos y el futuro de Barcelona está lleno de oportunidades". El dirigente socialista ha difundido su mensaje junto a una foto en la que aparece junto a los cuatro exalcaldes socialistas que ha tenido Barcelona (Narcís Serra, Pasqual Maragall, Joan Clos y Jordi Hereu).