Horas antes de confirmarse la noticia, el enviado especial de la ONU para Yemen, Yamal Benomar, había dicho en Saná que el presidente yemení, Ali Abdalá Saleh, firmará hoy en Riad la iniciativa del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) para el traspaso del poder.

Gobierno de unidad nacional
Benomar explicó que el pacto otorga al vicepresidente del país, Abdo Rabu Mansur Hadi, "todas las competencias necesarias para aplicar la iniciativa del CCG y organizar elecciones presidenciales anticipadas en el plazo de 90 días desde la firma del documento". Después de estos tres meses, según el enviado de la ONU, empieza "una etapa de transición de dos años en la que se formará un gobierno de unidad nacional". También en ese periodo se organizará "un congreso de diálogo nacional integral para garantizar una participación amplia para trazar el futuro de Yemen".

Casi un año de protestas
La iniciativa del CCG -integrado por Arabia Saudí, Omán, Catar, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos y Baréin- fue diseñada a finales de abril pasado para resolver la crisis en Yemen, que desde el pasado 27 de enero es escenario de protestas contra Saleh. A lo largo del día, se espera que lleguen a la capital saudí representantes de la plataforma opositora yemení Encuentro Compartido y del gobernante Partido del Congreso Popular General (PCPG), así como el enviado de la ONU.

Compromiso de fin de la violencia
Antes de abandonar Saná, Benomar dijo que la ONU seguirá observando la situación para asegurarse que todas las partes cumplen sus obligaciones y pidió a todos los firmantes respetar sus compromisos. Entre estos compromisos figuran el cese de todos los actos de violencia desde el mediodía de hoy y la actuación "con buena intención para la aplicación de todos los artículos del pacto", agregó.