El diario más próximo a Mariano Rajoy, La Razón, titula en portada que “los presos de ETA se suman a la trampa de Bildu para ser amnistiados” y agrega que “el gesto forma parte de la estrategia que legalizó Bildu para burlarse de las instituciones sin condenar la violencia”.

El trueque entre ETA y el Gobierno
Tras la crítica del diario conservador contra “los que defienden el actual proceso como un gran avance para la paz” se percibe el temor a que esto realmente ocurra. La Razón asegura que se trata de un trueque entre ETA y el Gobierno, en el que los terroristas habrían “concedido el alto el fuego y el Estado los dejó presentarse a través de Bildu”. Y advierte a continuación que “para que el ‘proceso’ continúe hacen falta más concesiones”.

Una escenogradía para la rendición de la democracia
Para el periódico marianista, “ETA tutela el proceso y mueve a los presos”, por lo que “conviene no engañarse ni falsear la realidad (…) Batasuna, EA y Aralar piden que se les dé a los terroristas todo por lo que han asesinado. ETA mueve sus hilos en una escenografía que pretende la rendición final de la democracia”.

El Mundo y La Gaceta minimizan el comunicado
El diario El Mundo, por su parte, destaca en su portada que “los presos de ETA piden 'amnistía completa', pero no la disolución”, mientras que en otro titular casi calcado a este La Gaceta señala que “los presos de ETA lo piden todo, menos el fin de ETA”.

El periódico de Intereconomía menosprecia el comunicado de los presos al considerar que “es normal que se adhieran al acuerdo de Guernica puesto que fue urdido por Batasuna y pide cesiones políticas a cambio del final de la violencia, entre otras, terminar con la dispersión de los reclusos por las cárceles de España”.