Oyarzabal y Alonso han visitado este viernes al alcalde de Oyón, Rubén Garrido, acampado y en huelga de hambre frente a la sede del Gobierno de La Rioja para exigir que se restablezca el servicio sanitario a los vecinos de La Rioja Alavesa, una medida que adoptó su compañero de filas Pedro Sanz.

"Total apoyo" al alcalde
El secretario general del PP vasco ha reafirmado el compromiso de su partido "en toda España" y del próximo Gobierno si el PP gana las elecciones del 20N, en defensa de una sanidad pública que "se ocupe de todos los ciudadanos independientemente de donde vivan, al servicio de todos, universal". En este sentido ha manifestado su "total apoyo" al alcalde de Oyón, Rubén Garrido, que, a su juicio, "está a altura de las circunstancias" y ha señalado que son las comunidades autónomas implicadas las que tienen que resolver la situación junto con el Consejo Nacional de Salud.

"Lo están pasando mal"
Por su parte, el presidente del PP de Álava y candidato al Congreso por ese territorio histórico, Alfonso Alonso, ha expresado su solidaridad con el alcalde popular de Oyón y con todos los ciudadanos de La Rioja Alavesa, que "lo están pasando mal", ha dicho. "Es de sentido común y de solidaridad", más allá de las compensaciones económicas que ambos gobiernos acuerden, ha agregado Alonso, quien ha asegurado que su partido está en permanente contacto con el Gobierno vasco.

Oyón habla de "objetivo cumplido"
De su lado, el alcalde de Oyón, Rubén Garrido, se ha mostrado esperanzado en que el problema se solucionará pronto, de forma que él pueda votar el próximo domingo en su pueblo. Tras el encuentro, Garrido ha anunciado que deja la huelga de hambre "con el objetivo cumplido".

"Pedir y acordar", defiende Sanz
El Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad exigió el pasado lunes al Gobierno de La Rioja que atienda a los pacientes vascos de localidades limítrofes con esa comunidad hasta que se firme un convenio bilateral entre las administraciones de las dos autonomías. Por su parte, Sanz advirtió el jueves de que quien desee recibir en La Rioja atención primaria y especializada, que es competencia de cada comunidad, "la tendrá que pedir y acordar" y, "mientras tanto, no habrá nada".