El PP ha querido presumir de sus logros tras su salida del Gobierno pero ha acabado escaldado. Y es que sacar pecho del crecimiento de empleo, políticas sociales, sanidad y educación suena trocear empleo, trabajo precario, recortar la sanidad universal, saquear la hucha de las pensiones o apostar por una educación elitista. Estos algunos de los comentarios críticos.