Lo han confirmado así a El Periódico fuentes populares, que han adelantado que el PP, sin embargo, no derogará la Ley de la Memoria Histórica, a pesar de sus reiteradas críticas. Eso sí, solo aplicarán los artículos que apoyaron en la tramitación parlamentaria.

Los homenajes a Franco
El PP asegura que cumplirá el artículo 16 de la ley que prohíbe que en el mausoleo se celebren “actos de naturaleza política” y “exaltaciones de la guerra civil, de sus protagonistas o del franquismo”, como tradicionalmente sucedía cada 20-N, aniversario de la muerte del dictador.

Recortarán las ayudas a las exumaciones
Las mismas fuentes han asegurado que el PP pretende recortar las ayudas que los familiares de represaliados reciben para poder honrar su memoria y exhumar las fosas comunes.

El deterioro de las instalaciones
Patrimonio Nacional prohibió las visitas al Valle de los Caídos en abril del año pasado por motivos de seguridad, ante el grave deterioro del recinto, aunque permite la asistencia a la basílica durante los horarios de misa.

Una comisión de expertos valora su transformación
Siguiendo el dictado de la Ley de Memoria Histórica, una comisión de expertos estudia en estos momentos la transformación del Valle de los Caídos en un lugar de reconciliación. En mayo pasado, tras la primera reunión de ese grupo, el ministro de Presidencia, Ramón Jáuregui, explicó que el objetivo es que el mausoleo deje de ser “un lugar de memoria de parte, un monumento a la guerra” y al “nacionalcatolicismo”, para convertirse en un lugar de “memoria reconciliada”. La Iglesia se negó a estar representada en la mencionada comisión.

Un perjuicio económico para San Lorenzo del Escorial
EL PP defiende que el cierre al público del Valle de los Caídos, que recibía alrededor de medio millón de visitas al año, representa un perjuicio económico para los comercios y restaurantes de San Lorenzo del Escorial.