El presidente del PP de Málaga, Elías Bendodo, es uno de los dirigentes críticos con la dirección regional que más se está moviendo con el objetivo de que José Luis Sanz no sea el candidato a la presidencia de la Junta. A él y a dirigentes de Cádiz se les atribuye, con el apoyo de Javier Arenas, presiones y movimientos para que Rajoy parase a última hora la nominación del número dos y alcalde de Tomares pactado entre Cospedal y Zoido.

Fobia contra Susana Díaz
Además de su actitud crítica con Juan Ignacio Zoido y con la dirección regional del PP andaluz, Bendodo - a la derecha en la foto- parece tener una especial fobia a la presidenta de la Junta de Andalucía y Secretaria regional del PSOE-A, Susana Díaz. Fueron dirigentes, alcaldes y miembros del PP malagueño de la máxima confianza de Bendodo quienes protagonizaron el escrache a Susana Díaz en Málaga y desembocaron en incidentes en el acto del X Aniversario del Museo Picasso. Un acto importantísimo para la ciudad y que fue reventado por militantes del PP. Bendodo que ese día 'desapareció' de Málaga, apoyó inicialmente los hechos, no negó que estuviera informado de los disturbios que acontecían y dio su respaldo a un hecho tan incívico y lastimoso para la imagen de Málaga. Posteriormente tuvo que pedir disculpas cuando "desde las alturas" de su partido se le conminó a ello.

Salir del ostracismo
Como si de ganar protagonismo y salir del ostracismo en un momento en que se debate quien será el candidato del PP, el dirigente del PP malagueño ha  realizado hoy unas declaraciones cuando menos sorprendentes tanto por el estilo como por su dureza contra la presidenta de la Junta. Tal vez siga resentido por haber tenido que pedirle disculpas y hoy ha sido un día de resarcimiento.

A Díaz “la temen propios y ajenos” 
Y es que Bendodo ha asegurado hoy que la verdadera cara de la presidenta andaluza, Susana Díaz, “saldrá a la luz más pronto que tarde” y ha adelantado que la realidad de los hechos y de su gestión en estos primeros meses “pondrá fin a la farsa construida con sus discursos”.Según el presidente que permitió el escrache a la presidenta en Málaga, a Díaz "la temen propios y extraños". Además ha apuntado a la existencia de tensiones de los socialistas andaluces con IU, su socio de gobierno al frente de la Junta de Andalucía.

"Una radical con piel de cordero" que se come a los barones
En la soflama que ha protagonizado el dirigente provincial ha hablado del supuesto radicalismo de la presidenta autonómica. “Sus compañeros del PSOE y sus socios de IU ya la están calando y saben que es una radical con piel de cordero”, ha afirmado al mismo tiempo que ha manifestado que los socialistas a nivel nacional “la temen porque se está comiendo al secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, y a todos los barones que se pongan por delante”.

Miedo en Izquierda Unida
En este sentido, considera que también produce temor entre las filas de la coalición de izquierdas, “porque ahora Díaz persigue arrebatarles su espacio político de izquierda pura y dura”. “Nada más hay que ver que muchos de los que hace poco le aplaudían, ahora le reprochan que se quede en los discursos y no se meta en ‘harina’”, ha criticado.

Entrega de carnés
El presidente popular ha aprovechado el acto de recepción de afiliados, en el que se ha hecho entrega del carné 35.000 a una afiliada marbellí, para ensalzar la labor de una militancia “comprometida y entregada, que ha conseguido que el proyecto del PP sea el principal, con diferencia, de la provincia de Málaga”.

Refuerzo a Marbella ante las encuestas negativas para el PP
No es de extrañar que estas declaraciones hayan sido realizadas en Marbella, la segunda plaza electoral más importante de la provincia tras la capital y que hoy aparece en peligro. Al menos dos encuestas, una de ellas de empresarios de turismo, indican que de celebrarse ahora comicios electorales, la mayoría absoluta de la que goza hoy la alcaldesa Ángeles Muñoz y su partido, estaría en grave peligro con dos a tres concejales por debajo de esa línea necesaria para gobernar. De ahí los elogios y loas a la alcaldesa así como la concentración de cargos del PP -entre ellos Celia Villalobos- en respaldo de su regidora.