El juzgado de Arganda del Rey ha admitido a trámite la querella presentada por el PP contra la exdiputada regional Tania Sánchez por presuntas irregularidades en varios contratos adjudicados durante su etapa como concejal de Rivas Vaciamadrid.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) había desestimado la querella cuando Sánchez perdió la condición de aforada tras dimitir de su cargo como diputada regional por IU. La denuncia estaba dirigida también contra el concejal de Rivas y padre de Tania, Raúl Sánchez, el actual alcalde de la localidad, Pedro del Cura y el hermano de Tania, Héctor.

Documentación
El auto del Juzgado de Instrucción número 6 de Arganda, al que ha tenido acceso este diario, ordena dar traslado a los querellados pero no coloca en situación de imputados a ninguno de ellos. Además, requiere al Ayuntamiento de Rivas que entregue en un máximo de diez días toda la documentación requerida por el PP sobre los contratos en cuestión.

Acusación de malversación
Con esta denuncia, el PP acusaba a Sánchez de presuntos delitos de malversación, tráfico de influencias y prevaricación por la adjudicación de contratos municipales a la cooperativa Aúpa, cuyo administrador único era Héctor Sánchez, hermano de la exdiputada regional.

Concesiones a la cooperativa
La cooperativa Aúpa obtuvo, entre 2002 y 2008, concesiones municipales por valor de 1,2 millones de euros, después de haber sido ratificados, en la mayor parte, por el concejal Raúl Sánchez. Además, otro de los contratos concedidos a Aupa, de una cantidad de unos 130.000 euros, fue ratificado por la propia TaniaSánchez.